jueves, 9 de marzo de 2017

Pruebas para diagnosticar celiaquía y tipos

Hola buenos días.

Hace unos días, en este post, os hablé de que es el gluten, la celiaquía y los síntomas que nos pueden hacen sospechar que podemos haberla desarrollado en un momento de nuestra vida.

Porque a pesar de que aún mucha gente piensa que sólo cuando somos niños debuta la enfermedad, a lo largo de la vida de adultos la celiaquía puede aparecer en cualquier momento.

Se estima que la enfermedad afecta a entre un 1 y un 1,5% de la población europea, pero a día de hoy, tan sólo un 20% estamos diagnosticados. 

¿Y por qué se desarrolla la enfermedad en un momento dado en nuestra vida de adultos? 
La respuesta no está nada clara, pero parece que alteraciones como una toma de antibióticos en un momento determinado, puede causar que de pronto, nuestros anticuerpos se vuelvan locos y comiencen a atacar al gluten en nuestro intestino.

Cuando una persona manifiesta alguna de la sintomatología asociada a la enfermedad celiaca (que como vimos aquí, es variada y diversa e incluso a veces aparentemente ni existe), o cuando a alguno de sus familiares directos se le diagnostica.


1. Anticuerpos de celiaquía.
Una analítica de sangre donde se miden ciertos niveles de anticuerpos. En adultos, si da negativa no hay que dar por hecho que no es es celiaco porque a muchos, los niveles nos salen en rango de normalidad pero luego somos celiacos.

2. Análisis genético. 
Como hablamos en el post anterior, la celiaquía necesita de una pre disponibilidad genética para que se pueda desarrollar. Por eso la segunda prueba será esta analítica. Si sale negativo, ni se es ni se será NUNCA celiaco. Si sale positivo, se pude ser, se puede desarrollar o incluso no desarrollar nunca la enfermedad.

3. Biopsia intestinal.
Lo que se buscan son lesiones en las vellosidades intestinales. Se clasifican en "lesiones de Marsh". Pero OJO, no son grados de celiaquía. Sólo nos indican cómo de dañado está nuestro intestino en el momento de la prueba.
Con estas tres pruebas tendríamos indicadores suficientes para el diagnostico de la enfermedad celiaca. Pero aún queda uno más.

4. Respuesta de nuestro cuerpo ante la dieta sin gluten. Si tras unos meses de dieta estricta sin gluten, una persona se encuentra muchísimo mejor, está claro que confirma el diagnostico. La curación total de las vellosidades intestinales, lleva más tiempo.



Enfermedad Celiaca Clásica. Se caracteriza por la presencia de síntomas. En niños, manifestaciones de tipo más digestivo y en adultos de todo tipo. Los anticuerpos en sangre y los marcadores serológicos son positivos y la mucosa intestinal está alterada. La genética, positiva.

Enfermedad celiaca sintomática. En adultos es la más habitual. Suele ir acompañada de síntomas intestinales y/o extraintestinales; los anticuerpos pueden dar positivo o no; hay lesión de las vellosidades intestinales y genética positiva.

Enfermedad Celiaca Silenciosa. Es tal vez la más peligrosa porque se presenta en sujetos que no manifiestan ningún tipo de sintomatología. En cambio todas las pruebas medicas revelan la presencia de la enfermedad y su intestino está dañado.

Enfermedad Celiaca Latente. Con síntomas o sin ellos; con anticuerpos positivos o sin ellos; genética positiva y biopsia con lesión o sin ella. Se diferencia en dos tipos.
 - A: son  aquellos casos que se diagnostican en la infancia y cuya mucosa intestinal se recupera tras la dieta estricta sin gluten.
 - B: aunque las personas que lo padecen presentan una mucosa normal, posteriormente desarrollan la enfermedad.

Enfermedad Celiaca Potencial. Con predisposición genética y anticuerpos positivos, la mucosa intestinal de las personas que la padecen es normal y generalmente, no suelen presentar síntomas.

Enfermedad celiaca refractaria: Con todas las pruebas positivas y siguiendo la dieta estricta sin gluten, no presenta mejorías en su salud.

Y ojo, no nos olvidemos de la sensibilidad al gluten no celiaca. Todo un mundo.

De todos modos, lo más importante es que cuando se sospecha que hay posibilidad de que exista la enfermedad, hay que insistir en que se hagan las pruebas médicas necesarias. Y no quedarse con una analítica de anticuerpos que como hemos visto, en muchos casos da negativo y detrás, hay enfermedad.

Y una vez obtenido el diagnostico, SOLO UNA DIETA ESTRICTA Y DE POR VIDA SIN GLUTEN podrá hacer que nuestro intestino se cure y volvamos a estar sanos.

Hoy ha sido un post denso pero creo, necesario.
Gracia por llegar hasta aquí.
Helena

2 comentarios:

  1. Buenas noches!!
    Acabo de incluirte en La Guía de blogs sin gluten, estás en dos categorías Blogs sin gluten en español (España) y Blogs de cocina sin gluten (español). Además, en la columna de la derecha del blog, cada vez que actualices, saldrá el título y la fotografía de tu nuevo post. Puedes incluir todas tus nuevas publicaciones en la página de Facebook de la guía: https://www.facebook.com/Laguiadeblogssingluten/
    Por favor, si puedes dale difusión a la guía, para que más personas puedan conocer el trabajo de los bloggers para celíacos. Gracias.
    Y por cierto, también te he agregado como blog amigo en mi blog personal Mundo sin gluten de Marga, que te invito a visitar: http://mundosinglutendemarga.blogspot.com.es/ y ya tienes una nueva seguidora ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Marga. La verdad es que tenemos que ayudarnos entre nosotros y tu iniciativa me parece fantástica. Acabo de hacerme también seguidora del tuyo, que ya lo conocía pero no le había dado al "seguir". Un besote

      Eliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.