jueves, 23 de febrero de 2017

Pan con harina de sorgo y sarraceno

Hola buenos días.

La semana pasada decidí que era hora de ponerme de nuevo manos a la obra con el tema de los panes y en Instagram subí el proceso de cómo hice estos.

Allí mismo os dije que no sabía si subiría la receta porque todo dependía de si el pan que conseguía estaba bueno o no. Y para mi gran alegría, aquí están. Por lo cual podréis deducir que superaron la prueba de los catadores oficiales: mis hijos, mi marido y por supuesto, yo misma.

Tras haber hecho el curso de panes de "El Taller sin Gluten"; verme muchos vídeos y estudiar el comportamiento de las harinas sin gluten (el blog de Famalap es maravilloso), creo voy entendiendo el porqué de mezclar diferentes tipos de harinas proteicas, de almidones y un largo etc.

Aun son una novata en este tema pero me da en la nariz que este va a ser el principio de una buena relación de la "menda lerenda" con las masas "panarras".

Tengo que agradecer ademas a la tienda on-line "Mindfood" que en el último pedido que hice me regaló fibra de manzana, para que la probase en mis recetas de pan.

Ingredientes
200 grs almidón trigo sin gluten
130 grs almidón o fécula de patata
70 grs almidón maiz (Maizena)
50 grs trigo sarraceno
50 grs harina sorgo
10 grs sal
10 grs fibra de manzana
15 grs goma xantana
10 grs pysilium
25 grs levadura fresca
15 ml azúcar invertido
500 ml agua con gas
Semillas de lino
Semillas de chía

Elaboración
- Preparamos la mezcla de las harinas y los almidones junto con la sal, la pectina de manzana, la goma xantana y el pysilium.
- En el bol de amasadora ponemos el agua con gas, la miel y la levadura fresca, disolviendo bien esta.
- Sobre los ingredientes húmedos, vertemos las harinas y amasamos con el gancho durante 15 minutos a velocidad media.
- Pasado este tiempo, ponemos la masa en un en un recipiente previamente espolvoreado con harina de arroz. La tapamos con un film transparente y la dejamos levar en el horno apagado durante unas dos horas.
- Pasado este tiempo, iremos cogiendo porciones de la masa intentando no tocarla demasiado. Yo los hice tomando la masa con una espátula de goma engrasada en aceite de girasol, al igual que las manos. Es una masa bastante pringosa, así que no os desesperéis.
- Una vez hechos nuestros panes, volvemos a meter en el horno para un segundo levado. En este caso de nuevo el horno apagado pero en la parte de abajo, pondremos un bol con agua hirviendo. Esto proporciona humedad a nuestros panes. Dejaremos aproximadamente entre 35-40 minutos.
- Con el segundo levado hecho, sacamos la bandeja del horno y a nuestros panes les ponemos por encima las semillas de lino y chía (esto es opcional).
- Pre calentamos este a 210º calor arriba y abajo y ventilador. En el momento de hornear bajaremos la temperatura a 190º. En el bol que ya teníamos agua, volvemos a poner un vaso con agua muy caliente y hornearemos 35-45 minutos, en función del tamaño de nuestros panes.
- Una vez horneados, dejar reposar en una rejilla hasta que se enfríen por completo.


Esta receta NO CONTIENE NI HUEVOS NI LACTEOS.



- Si los queréis congelar, yo lo que hago es envolverlos individualmente con film transparente y meterlos todos en una bolsa. Para descongelarlos, lo hago a temperatura ambiente o un toque de horno y listo. Quedan perfectos. Si los descongelamos en el microondas, quedan más "gomosos" pero aun así, están ricos.

Espero que os animéis a hacerlos porque de verdad, están muy ricos. Lo mejor para mi hijo es que al partirlos, la corteza hace "cruj-cruj"... jajaja.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.