jueves, 16 de febrero de 2017

¿Morenitos o nevaditos?

Hola buenos días.

Uno de los recuerdos dulces que tengo de mi infancia y sobre todo de mi adolescencia, son los nevaditos y los morenitos.

De los primeros siempre había en mi casa por Navidad. Un clásico. Y los segundos... Recuerdo salir de instituto con mis amigas y antes de ir a casa siempre pasábamos por una tienda de chuches que nos quedaba de paso y entrar a comprarnos uno, o dos o tres... jajaja. Yo siempre he sido muy comedida con los dulces pero reconozco que con los morenitos era auténtica pasión.

Son de esas imágenes y esos sabores que se te quedan grabados ahí, como en el subconsciente y que cuando años después los vuelves a recordar, te evocan justo a esos momentos. Y por eso molan tanto y aún te gustan más.

Pero claro, llegó a amiga celiaquía y se acabó lo que se daba.

Hasta hace unos días, que así por casualidad dí con un blog que tenía una receta de dichos morenitos o nevaditos, porque la base es la misma y vamos, casi corrí a hacerlos. El blog se llama "Experiencias dulces experiencias" y la receta es casi la misma solo que con algún pequeño "tuneo".

Os puedo asegurar que el sabor es igual que el que yo recordaba de los glutaneros y en casa fueron una auténtica perdición. Y encima, son facilísimos de hacer. ¿Se puede pedir más?

Ingredientes
100 grs manteca de cerdo
120 grs harina Mix Dolci Schar
7,5 grs levadura sin gluten
20 ml vino blanco
40 ml zumo de naranja
una pizca de goma xantana

Para decorar
Chocolate para fundir sin gluten
Aceite de coco (o mantequilla)
Azucar glass

Elaboración
- Tamizar el harina junto a la levadura y la goma xantana. Reservar.
- Ponemos la manteca de cerdo en la amasadora (es importante que esté a temperatura ambiente) y batimos con energía hasta que esté blandita.
- Vertemos los líquidos (zumo y vino blanco) a modo de hilo para que se vayan integrando con la manteca.
- Finalmente añadimos la mezcla de la harina, la levadura y la goma xantana y batimos unos 5 minutos hasta que tengamos una masa homogénea.
- Hacemos una bola con la masa, la envolvemos con film transparente y la dejamos reposar en el frigorífico, como mínimo, 2 horas. Lo ideal es de un día para otro.

- Una vez reposada la masa, iremos haciendo bolitas con la mano las aplastamos hasta dejarlas como de 1cm o 1 cms y medio y las dejamos en la bandeja del horno (forrada con papel).
- Una vez listas todas las bolitas, dejamos reposar de nuevo en el frigo mientras se precalienta el horno a 220º.
- Hornear 20 minutos y dejar reposar sobre una rejilla hasta que estén completamente frías.

Decoramos
- Para hacer los nevaditos simplemente poned en un bol azúcar glass a montón y rebozadlos al gusto.
- Para los morenitos, fundid chocolate de postres al baño maría con un poco de aceite de coco (o en su defecto, mantequilla) y cuando esté líquido, vertedlo sobre la masa horenada cubriendo bien todos y dejad que se enfríe por completo.









NOTAS
- Mis bolitas eran pesaban unos 20 grs y les dí un diámetro de 4 cms.
- Con estas cantidades me salieron 18 unidades. Si quereis hacer más, doblad las cantidades de la receta.

Os aseguro que son una verdadera perdición.
Un besote
Helena

2 comentarios:

  1. Que ricos salen, verdad??? Pero, para mi, lo mejor la cara de mi niña al probarlos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ayyyyyyy!!!! Qué buenos!! Yo he sido una auténtica adicta a los morenitos, me acuerdo que hubo una época en la que los congelábamos para comerlos con el chocolate durito :)
    Los nevaditos también eran típicos en casa de mi abuela.
    Pero en mi caso se acabaron, porque se hacen con manteca de cerdo :( Tengo que probar a hacerlos con aceite o margarina.
    Muás!

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.