lunes, 6 de febrero de 2017

Bizcocho de chocolate y remolacha

Hola buenos días.

Hace unos días Yaiza, del fantástico blog "Qué Cosa Tan Dulce" publicó una receta de un bizcocho de chocolate que además de tener una pinta espectacular, llevaba un ingrediente realmente curioso: la remolacha.

Inmediatamente me sentí atraída por él. Pero no os penséis que porque me gusta la remolacha, sino por justo lo contrario. No es, precisamente de las hortalizas que más me gusta. Es más, no me gusta nada de nada. Aunque bueno, tal vez debería hablar en pasado.

No obstante, sé que este tipo de ingredientes dan una jugosidad impresionante a las masas de los bizcochos. Prueba de ello algunos de los que yo ya he hecho como este bizcocho que lleva calabacíneste otro que lleva calabaza o el ya famoso y espectacular carrot cake o bizcocho de zanahorias.

Total, que no me pude resistir y en mi siguiente visita al supermercado compré remolacha.

Y a estas alturas os puedo asegurar que he cambiado de opinión con respecto a ella. Además de dar una jugosidad brutal a este bizcocho en concreto, me la estoy haciendo con otras frutas batida por las mañanas y está bien rica. No se si será la edad pero cada vez me gustan más cosas que antes no me gustaban... jajaja.

Vamos allá con las fotos y la receta.
 
INGREDIENTES
200 grs de chocolate para fundir
60 grs de leche sin lactosa (en este caso "Feiraco") **
una cucharadita de café soluble
80 grs de mantequilla
120 ml de aceite de girasol
4 huevos L
150 grs de azúcar
40 ml de azúcar invertido (aquí la receta)
135 grs de harina
 - 15 grs harina altramuz
 - 60 grs harina de maiz
 - 60 grs harina de arroz
7,5 grs de levadura
2,5 grs de bicarbonato
1/4 cucharadita goma xantana
45 grs cacao Valor puro
250 grs puré de remolacha cocida

ELABORACIÓN
Lo primero que vamos a hacer es calentar la leche con el café soluble. Reservar.
Tamizaremos las harinas, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la goma xantana. Reservar.
Escurrimos la remolacha lo máximo posible (yo la compré ya cocida en Mercadona) y triturarla al máximo. Reservar.

Ponemos una cazuela al baño maría y fundimos el chocolate. Una vez fundido, añadimos la leche con el café y la mantequilla. Batimos sin parar y cuando la mantequilla se haya derretido, incorporamos el aceite. Retirar del fuego y dejar enfriar.

En la amasadora, separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve hasta que queden bien firmes. Reservar.

Batimos las yemas de los huevos junto al azúcar y el azúcar invertido. Cuando estén bien integrados, incorporamos la remolacha y seguimos batiendo. 

A esta mezcla incorporaremos la mezcla del chocolate con el café, la mantequilla y el aceite. Es importante que esta se haya enfriado para que las yemas no se cuajen. Batiremos bien hasta que tengamos una masa homogénea.

Vertemos el harina poco a poco y terminaremos incorporando las claras de los huevos reservadas, mezclándolas de arriba a abajo con con una espátula de goma y con cuidado de que nos se bajen mucho. 

Verter en el molde elegido y con el horno previamente calentado, hornear a 170 grados durante 45 minutos.

Pasado el tiempo y comprobando que está hecho, dejar reposar en una rejilla.








NOTAS
- Como en casa no tomamos café, yo lo hice con leche sin lactosa y café soluble pero perfectamente se puede hacer con café de cafetera o café disuelto en agua.
- La mezcla de harinas ya sabéis que puede variar siempre que pongáis la misma cantidad: trigo sarraceno, quinoa, mijo, etc...
- La receta original tenía 200 grs de azúcar. Como veis, yo he sustituido parte por azúcar invertida que endulza mucho y además aporta mucha jugosidad a las masas. La receta la tenéis aquí. De todos modos si no teneis o quereis hacer, poned los 200 de azúcar y listo.
- El tiempo de horneado sabéis que varia mucho de unos hornos a otros. Con esta cantidad de masa yo hice el bizcocho que veis en la foto y otro pequeño redondo, por lo que si hacéis toda la masa a la vez, será necesario más tiempo de horno.


Aunque el bizcocho lo he hecho con leche sin lactosa, el chocolate y la mantequilla sí que los contienen. Si sois completamente intolerantes a ella, buscad estos ingredientes aptos. Los huevos en este caso son imprescindibles.

Os animo de verdad a hacer este bizcocho. No le tengáis prejuicios a la remolacha. No le da nada de sabor y en cambio tiene con una miga espectacular, jugosa y está realmente delicioso.

** La leche "Unicla" de Feirraco venía en la caja "Qué Box" del mes de Enero de la cual os he hablado ampliamente en Instagram. Pasaros por su web para echarle un ojo y si decidís suscribiros por ser lectores míos tendréis un descuento poniendo el código "QBBLG". 

Un besote grande.
Helena

3 comentarios:

  1. Hola! Tiene una pinta deliciosa! Nosotras antes si que echábamos remolacha en las ensaladas y nos gustaba mucho pero hace tiempo que no, este verano la retomaremos! En ese molde te ha quedado divino, a ver si lo estrenamos nosotras también! Besis

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pintaza! Se ve súper jugoso lo probaré

    Un abrazo ☺

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que he probado otras hortalizas en bizcochos, pero la remolacha no y sí que tengo ganas de probarla. A mi tampoco me ha hecho nunca especial gracias, pero mi suegro la prepara en ensalada y le queda buenísima!
    Muás

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.