lunes, 9 de enero de 2017

Pan con semillas y psyllium

Hola buenos días y ¡¡FELIZ 2017¡¡

Espero que este comienzo de año haya sido fantástico para todos vosotros y al igual que los niños vuelven hoy al cole, este blog retoma su actividad normal.

Como sabéis, los panes no han sido hasta ahora mi fuerte. Me ha costado hacerme con las masas pringosas y en muchos casos difícilmente manejables de nuestros panes.

Pero reconozco que tras hacer a finales del año pasado el curso con Danny y Raquel de "El Taller sin Gluten", poco a poco me he quitado el miedo y voy haciendo experimentos, con más o menos fortuna.

Y en uno de esos experimentos, salieron los panes que hoy os enseño.

La receta original, como tantas otras veces, es del fantástico blog de Sandra "Tartas Sin Gluten". Ella tenía este pan pero yo le he cambiado las harinas y le he añadido varios ingredientes como el Psyllium y la miel.

Con la cantidad de la receta que ahora os pondré salieron 12 bollitos pero ovbiamente, dependeran del tamaño que les deis vosotros. Yo personalmente para la próxima los haré un pelín mas pequeñitos.

Una de las cosas que mas me gustaron fue la miga que tenían. De lo más esponjosa. Ideal para untar en un huevo frito. Jajaja. E incluso después de haberlos congelado, tras un toque de microondas, estaban deliciosos.



Ingredientes
500 grs ha harina sin gluten
- 400 Harina Beiker
- 100 grs Mix Brot Schar                                               
450 grs agua 
25 grs levadura fresca sin gluten
1 cucharada de Psyllium
1 cucharada de semillas de lino
1 cucharada de semillas de chia
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de miel
40 ml de AVOE *aceite virgen oliva extra

Elaboración
Mezclar en un bol las harinas, el Psyllium, las semillas de chia y lino. Reservar.
Templamos el agua y en ella, disolvemos bien la levadura.
Vertemos todo el resto de ingredientes y amasamos a velocidad media unos 5 minutos.

Engrasándonos un poco las manos en aceite o harina de arroz, vamos formado bollitos del tamaño que queráis. Tened en cuenta que luego crecen mucho, por lo que no los hagáis demasiado grandes, a nos ser que queráis un pan tipo barra).

Dejamos levar en el horno durante al menos 45 minutos.

Pre calentamos el horno a 180º y mientras pincelamos nuestros bollitos con un poquito de aceite, les hacemos unos cortes con un cuchillo y por encima les echamos semillas de chia y teff.

Horneamos con calor arriba y abajo entre 25 y 30 minutos, en función del tamaño de vuestros bollitos.

Una vez horneados, dejamos enfriar por completo en una rejilla.


Notas:
- Las semillas pueden ser sustituidas por cualquiera que os gusten como pipas, pipas de girasol. Incluso se podría poner algún fruto seco que os guste.
- Lo mismo pasa con el teff con el que espolvoreé los bollitos por encima.
- Si los queréis congelar, esperad a que estén completamente fríos, envolvedlos en film transparente de manera individual y los metéis todos en una bolsa. Para descongelarlos, con un toque de microondas quedan estupendos.

Espero que os haya gustado. 
Un besote
Helena

2 comentarios:

  1. Feliz año nuevo guapa!!!
    Yo la verdad que hago pan todos los días...pero en la panificadora!! No tengo tiempo ni paciencia para amasar, esperar levados,... Aunque es una de mis asignaturas pendientes. La verdad es que estos panecillos te han quedado de lujo y la miga tiene muy buena pinta.
    Muás

    ResponderEliminar
  2. Helena al principio cuesta hacerse con las masas, especialmente con las más pringosas, pero estos panes demuestran que le estás cogiendo el punto.

    Me ha encantado conocer tu blog

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.