lunes, 24 de octubre de 2016

Cheesecake de Zanahoria y Chocolate

Hola buenos días.

Pues sí. Lo he vuelto a hacer. Una nueva tarta de queso. Esta vez combinada con zanahorias. Y aunque os parezca una rara combinación, os aseguro que está espectacular.

La verdad es que las tartas de queso aceptan mil y una combinaciones posibles y siempre me gusta experimentar con ellas porque además es un postre sencillo de hacer y que gusta a prácticamente todo el mundo.

Y da igual el ingrediente "secreto" que le pongas: puede ser una verdura, la calabaza por ejemplo, como en este caso, o el siempre maravilloso chocolate, como esta tarta. Pero le pongas lo que le pongas el resultado es genial.


TARTA DE QUESO MASCARPONE Y ZANAHORIA

Ingredientes
120 grs de cereales sin gluten
50 grs mantequilla
15 grs cacao Valor

150 grs de puré de zanahoria
140 grs de azúcar moreno
2 huevos
250 grs de queso mascarpone
40 grs de harina de almendras
una pizca de sal
canela al gusto

Chocolate fondant
Cacao en polvo

Elaboración de la tarta
- Base de la tarta.
Para ello trituramos los cereales hasta dejarlos como "polvo". Les añadimos la mantequilla derretida y el cacao en polvo.
Ponemos esta mezcla en la base del molde elegido (forrado con papel de horno) y lo horneamos unos 10 minutos a 150º. Reservamos.

- Tarta de zanahoria.
Para hacer el puré de zanahoria, yo lo que hice fue limpiarlas, cortarlas a trozos y meterlas unos 10 minutos en el microondas hasta que estuvieron blanditas. Luego las trituramos y hacemos el puré. También se pueden hornear. Como prefiráis.

Mezclamos el azúcar junto a los huevos y cuando estén bien integrados, verter el puré de zanahorias.
Seguimos batiendo e incorporamos el queso mascarpone junto con la sal y la canela al gusto.
Finalizamos añadiendo la harina a modo "lluvia".

Ponemos la mezcla sobre la base previamente realizada y horneamos a 170º aproximadamente unos 40 minutos*. En el momento de meterla en el horno, echad un baso de agua en la bandeja. Esto le aportará humedad al horno y la tarta saldrá mucho más jugosa.

Dejamos atemperar y decoramos:
Derretimos un poco de chocolate fondant y con ayuda de una manga pastelera hacemos como carriles. Sobre ellos y con ayuda de un colador pequeño, vertemos cacao en polvo.
En este punto, metemos la tarta en el frigorífico al menos 3 horas (mejor si es de un día para otro).

NOTAS:
* El tiempo de horneado siempre os digo que es variable porque los hornos son un mundo. así que lo mismo en el vuestro son 4 minutos más o menos.
* El queso que yo he utilizado es mascarpone, pero se puede hacer con cualquiera que os guste. Además si sois intolerantes a la lactosa, cambiadlo por uno sin ella. Lo mismo con la mantequilla.
* A la hora de comer la tarta, lo ideal es sacarla media hora antes.

Espero que os haya gustado mucho. En casa fue un éxito seguro.
Un besote grande y hasta el próximo día.
Helena

4 comentarios:

  1. Tiene una pinta espectacular, nunca he probado esta combinación de sabores estoy deseando hacerla para probarlo,tiene un aspecto delicioso

    ResponderEliminar
  2. Qué combinación más rica!! Además usando queso mascarpone, que le da un toque tan suave... Seguro que estaba deliciosa. A ver cuándo sacan un sucedáneo decente del queso para los que no podemos comerlo!! Jajajaja
    Muás

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Ummm, pues si no recuerdo mal este molde creo que es de 18 cms.
      Un saludo

      Eliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.