sábado, 15 de octubre de 2016

Caramelo Salado

Hola buenos días.

Hoy no es día de publicación habitual, pero como la receta que publicaré el lunes entre otros, lleva este ingrediente, he querido adelantarla para que si os gusta, lo podais ir haciendo.

Desde ya os digo que es absolutamente pecaminosa porque se trata de una salsa de caramelo, pero con un toque de sal.

Y os preguntareis, ¿sal? pues sí, sal. Y os puedo asegurar que la combinación es brutal y encima es muy fácil de hacer. Así que vamos con ella.
Ingredientes
150 gr de azúcar
50 gr de mantequilla
200 ml nata (35% materia grasa)
10 gr sal
Elaboración
Ponemos la nata a hervir y cuando lo haga, reservamos. 
* Con esto conseguimos subir la temperatura de la misma y luego se integra mejor con el azúcar caramelizada.

En un cazo, echamos el azúcar y vamos removiendo con una cuchara de madera de manera constante para evitar que se cristalice. Poco a poco se irá disolviendo y tomando y color marrón clarito.

Retiradlo y fuego y verter la nata sobre el caramelo. Este paso hacedlo con cuidado porque puede saltar y quemaros, asó que siempre las manos bien protegidas.

Verted también la mantequilla y la sal y dejar cocinar unos 2-3 minutos a fuego bajito hasta que todos los ingredientes estén bien integrados (no tiene que hervir en ningún momento).

Poner en un tarro de cristal y dejar que se enfríe antes de utilizarlo. Veréis que tiende a "engordar", es normal.

Notas
- Si le quereis dar un toque más salado, podéis aumentar la cantidad de sal a 15 gr.

- Si lo que os apetece es una salsa de caramelo normal, el procedimiento sería el mismo pero sin añadirle la sal.

Como os decía, la combinación dulce-salado es espectacular y es una salsa que la podéis poner en un montón de postres, o como acompañamiento de un yogur, una cuajada. Como siempre os digo, imaginación al poder.

Un besote
Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.