lunes, 30 de mayo de 2016

Red Velvet Brownie

Hola buenos días.

La semana pasada se celebró en el colegio de mis hijos lo que se llama "Semana de Encuentros".  Se trata de toda una semana de eventos tras el horario escolar y organizada entre los profesores y los padres y en los que hay desde castillos hichables a tómbola solidaria (todo el dinero que se recauda es para donarlo al "Banco de Alimentos" de Pamplona); magos, talleres de ganchillo, de ajedrez o de srach; y el último día, cena popular y baile donde todos: padres, hijos y profesores lo pasamos realmente bien.

El día de la tómbola, además de todo lo que sortea, se pone un puesto de dulces solidarios: las madres hacemos alguna de nuestras especialidades y se venden para recaudar aún más dinero.

El año pasado hice unos cup cakes de chocolate que literalmente volaron. La gente me decía: ¿pero de verdad son sin gluten?. Este año me apetecía innovar un poco y ojeando un día el blog de mi querida Montes "Manzana&Canela" enseguida lo tuve claro: haría un brownie de chocolate, pero en versión "red velvet".

Como siempre, lo adapté a nuestro mundo sin gluten y os puedo asegurar que estaba buenísimo y que nuevamente la gente me preguntaba: ¿de verdad es sin gluten?. Pues sí señores, sin gluten y buenísimo.


RED VELVET BROWNIE 

Ingredientes
  • 20 gr. de mantequilla, fundida.
  • 1 huevo L
  • 230 gr. de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vanilla de buena calidad
  • 25 gr. de cacao en polvo sin azúcar y sin gluten (Valor)
  • 110 gr. de harina sin gluten. En este caso:
    • 50 grs trigo sarraceno
    • 50 grs Mix Dolci Schar
    • 10 grs harina amaranto
  • 1 pica de sal
  • 1/2 cucharadita de colorante rojo en gel (yo he utilizado ExtraRed de SugarFlair)
  • 100 gr. de chocolate blanco sin gluten
  • una pizca de goma xantana

Elaboración
  1. Precalentamos el horno a 170º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos el molde con mantequilla derretida o spray desmoldante. Reservamos.
  3. Derretimos la mantequilla en el microondas, con cuidado de que no hierva. Dejamos atemperar.
  4. Tamizamos la harina junto con el cacao y la goma xantana. Reservamos.
  5. Batimos el huevo junto con el azúcar. Añadimos la vainilla y la mantequilla, que ya no estará caliente, y mezclamos todo bien. 
  6. Incorporamos la harina, el cacao la goma xantana y la sal. Mezclamos todo bien, sin batir. en exceso. Añadimos el colorante y mezclamos hasta distribuirlo uniformemente.
  7. Vertemos la masa en el molde, repartiéndola bien, y alisamos la superficie con ayuda de una espátula.
  8. Derretimos el chocolate blanco en el microondas, con cuidado de que no se queme, en intervalos de 30 segundo. Removiendo bien entre cada uno de ellos. Otra manera de hacerlo es derretirlo al baño maría.
  9. Una vez fundido, lo echamos sobre la masa del brownie en líneas rectas y longitudinales. Con un palillo "cortaremos" esas lineas en sentido perpendicular, para darle el dibujo que luego aparece en la foto. 
  10. Llevamos al horno durante unos 22 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en la masa nos salga limpio.
  11. Una vez hecho, sacamos del horno y dejamos enfriar por completo dentro del molde. Hay que tener cuidado al desmoldarlo porque si lo hacéis antes de tiempo cuando aún esté caliente, lo más probable es que se os rompa (cosa que me pasó a mí por querer hacer las cosas rápidas y no respetar los tiempos de enfriamiento).
Notas:
- Como veis en las fotos, el color rojo no se aprecia demasiado porque no le quise poner excesivo colorante. Pero si lo queréis rojo intenso (queda espectacular) sólo es cuestión de añadir más colorante.
- Como cualquier brownie que se precie, los frutos secos les van perfectos así que podeis añadir pistachos, nueces o lo que más os guste.
- La última foto corresponde a como presenté el brownie. Como os decía al principio, los llevé para una tómbola solidaria y como había muchas probabilidades de que se pudiesen contaminar y me quería asegurar que los niños (y mamas celiacas) del cole se los pudiesen comer sin problemas, los metí en bolsitas aptas para alimentación y quedaron tan geniales.


Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy. 
Un besote
Helena

4 comentarios:

  1. Pues tiene una pinta buenísima!! Y la idea de la tómbola me parece súper bien, una forma original de ayudar y ser solidario así da gusto!
    Muás

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta, me parecen muy bonitos en sus bolsas, y sobre todo la causa

    ResponderEliminar
  3. Hola me llamo beatriz y quería saber qqué spray desmoldante usas, porque los que encuentro pone que se hacen en fábricas que procesan trigo. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Gracias por la receta, también soy celiaca y me encanta la cocina (menos mal!!)
    He compartido en mi blog literario un libro que igual te interesa, te dejo el link por si te quieres pasar y seguirme http://eltiempoliterario.blogspot.com.es/2016/06/la-dieta-bioalcalina.html

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.