lunes, 11 de abril de 2016

Cheese cake de dulce de leche

Hola buenos días.

Vuelvo a la carga con uno de mis postres preferidos: las tartas de queso. Un postre versátil donde los haya y con tantas posibilidades como vuestra imaginación os permita.

Y esta versatilidad de sebe a varias cosas:
a) Las tartas de queso pueden ser horneadas o cuajarse en el frigo, siendo estas mejores de cara al buen tiempo.
b) A día de hoy tenemos un montón de quesos con los que "jugar" a la hora de hacer nuestras tartas, desde el clásico de untar, como este usado en esta tarta de mango; el mascarpone, que usé en esta tarta de chocolate; o quesos como ricotta o quark, con los que próximamente haré nuevas tartas.
c) Partiendo de la base de que es una tarta de queso, la combinación de sabores es infinita ya que podemos añadirle frutas, como esta tarta de cerezas; coco, como esta tarta o dulce de leche, la propuesta que hoy os hago.

Sea como sea, la imaginación al poder. Ya os digo que sin duda, en cualquiera de sus versiones, es uno de mis postres preferidos.



TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE

Ingredientes Para la base
150 grs de galetas (mezcla tipo oreo y galletas maría sin gluten)
75 grs de mantequilla

Elaboración de la base
Trituramos las galletas y cuando estén bien desmigadas, echamos la mantequilla a temperatura ambiente y hacemos una masa compacta.

Ponemos esta mezcla en la base de nuestro molde (siempre desmoldable) y lo metemos en el congelador mientras preparamos el resto de la tarta.

Ingredientes para la tarta
200 grs de dulce de leche
125 ml de nata (35% materia grasa)
400 grs queso untar (en este caso mezcla mascarpone y untar normal)
3 huevos
100 grs azúcar panela *

Elaboración de la tarta
Pre calentamos el horno a 175º.

En una cazuela ponemos la nata, el azúcar y el dulce de leche y lo calentamos a fuego muy bajo para que los tres ingredientes se mezclen bien. Reservar.

En la amasadora, batimos a velocidad media-alta los huevos y los dos quesos (o el que hayáis elegido) hasta que veamos que los ingredientes están bien mezclados.

Bajamos la velocidad de la amasadora y vamos vertiendo a modo de hilo (despacito y sin parar) sobre los huevos y el queso, la mezcla de la nata, el dulce de leche y el azúcar.

Vertemos todo sobre el molde con las galletas previamente preparado y horneamos unos 45 minutos a 175 grados. Justo en el momento de meter el molde al horno, verteremos dos vasos de agua sobre la bandeja. Con esto conseguiremos aportar humedad y que la tarta salga mucho más jugosa.

Una vez horneada, sacamos y dejamos enfriar por completo antes de desmoldar.

NOTAS:
- Generalmente cuando sacamos las tartas de queso del horno están como hinchadas y suben mucho, bajando al rato. Esto es normal.
- Aunque hay que guardarlas en el frigorífico, personalmente me gustan mas a temperatura ambiente ya que frías pierden parte del sabor, así que a mí me gusta sacarlas justo antes de empezar a comer y así en el momento del postre, está a temperatura perfecta.

* Habéis visto que he utilizado AZUCAR PANELA. Este azúcar tiene la particularidad de que no sufre ningún tipo de proceso de refinamiento ni químico para tratarla, por lo que es mucho más sana. Si no tenéis se sustituye perfectamente por la misma cantidad de azúcar moreno.

Espero que os haya gustado mi propuesta.
Un besote
Helena

1 comentario:

  1. Tiene una pinta estupenda, en casa gusta mucho el dulce de leche, y las tartas de queso. Seguro la probamos.
    Una pregunta, la panela, es un genérico, hay que ver si lleva trazas? No la he utilizado nunca,y es más sana que el azúcar.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.