jueves, 28 de abril de 2016

Cantabria Sin Gluten (II)

Hola buenos días.

Hoy sigo con la segunda parte de nuestro viaje por tierras cántabras que hicimos en Semana Santa (si queréis leer la primera, pinchad aquí).

La verdad es que si no conocéis esta zona de España, os la recomiendo encarecidamente porque es una maravilla: playas espectaculares como las del "Parque Natural de las Dunas de Liencres"; vistas a los espectaculares Picos de Europa y pueblos con un encanto espectacular como Comillas o Santillana del Mar.
Playa de las Dunas de Liencres
Santander capital también nos gustó mucho. Es una ciudad relativamente pequeña, que se puede conocer fácilmente caminado, cosa que me encanta cuando voy de turismo. Y si vas con niños como es nuestro caso, visitar la Península de la Magdalena montados en el trenecito que lleva por toda ella o Museo Marítimo es un éxito asegurado.

Con respecto a los restaurantes como siempre, hice una ardua investigación antes de nuestro viaje pero al final nos decantamos por dos, con gran acierto en ambos debo decir.

El primero fue "El Pantalán". Situado en la zona de "Puertochico", en un pequeño y acogedor restaurante especializado en arroces pero con una estupenda carta donde también hay carnes y pescados a la parrilla.

Aunque las fotos no son buenas, tomamos una ensalda de cecina y queso de cabra, un arroz con verduras y otro negro; solomillo relleno y un pulpo sobre crema de patatas que estaba simplemente impresionante. Por supuesto todo ello con su pan y su cerveza sin gluten.

Prácticamente toda la carta del restaurante es sin gluten y os puedo asegurar que todo lo que tomamos estaba riquísimo. Y cuando hablas con los camareros, se nota que controlan del tema (tienen familia celiaca) así que sales de allí con una sensación fantástica.

Restaurante "El Pantalan"
C/ Bonifaz 21
39003 Santander
Tfno: 942 038 963

El otro restaurante que visitamos en la capital cántabra fue la "Cantina Garibaldi", un mexicano que se encuentra muy cerquita del anteriormente citado.

Fuimos allí por las recomendaciones que encontramos en Tripadvisor, web que me encantan visitar a la hora de reservar hoteles y restaurantes porque allí aparecen las opiniones reales de los clientes y la verdad es que nos gustó un montón.

Era la primera vez que íbamos a un mexicano con los enanos y nos sorprendió lo que les gustó la comida. Aunque la carta no marca expresamente los platos aptos para celíacos, la chica que nos atendió estuvo en todo momento pendiente de nosotros, diciéndonos lo que sí o no podíamos comer y dándonos todo tipo de explicaciones sobre la elaboración de los platos.


Decididos pedir todo sin gluten para poder picar los 4 y nos decantamos por un guacamole con topotos y nachos; fajitas de pollo y tacos garibaldi. Todo ello con el picante aparte para que cada uno de nosotros se lo aliñara al gusto. De postres los peques pidieron helado.

Como os he dicho antes, nos encantó todo y además de precio, muy muy asequible para todos los bolsillos. Cuentan también por supuesto con cerveza sin gluten

Restaurante Cantina Garibaldi
C/ Santa Lucía 61
39003 Santander
Tfno: 942 37 76 02

Es todo por hoy. Aun me queda un post mas sobre la preciosa Santillana del Mar, pero eso lo dejamos para otro día.

Un besote grande
Helena

lunes, 25 de abril de 2016

Batido de papaya, naranja, fresas y chia

Hola buenos días.

En casa todos los días tomamos para desayunar un zumo de naranja recién exprimido. Supone levantarse 5 minutos antes pero la recompensa de tomar un buen chute de vitamina C merece la pena.

Hace un tiempo, un día en una librería mi hijo mayor vio un libro de batidos y zumos y me propuso comprarlo. Y yo ante tal propuesta no me pude resistir. Así que desde entonces, al menos uno de los días del fin de semana procuramos hacer uno de ellos para desayunar o merendar.

Con antelación decidimos cual hacer para tener los ingredientes en casa y la verdad, está resultando todo un éxito.

Los batidos los dejamos más para merendar ya que suelen llevar lácteos, chocolate... En cambio los sumos (o actualmente llamados smoothies) están compuestos en su mayoría por frutas. Y como os decía al principio, nada mejor para comenzar el día que un buen chute de vitaminas, minerales y todos los beneficios que nos aporta la fruta y la verdura. Y además, son productos genéricos, es decir 100% libres de gluten, base de la que debe ser nuestra dieta "celiaca".

De todos zumos que llevamos haciendo últimamente, os enseño el que hicimos ayer domingo porque nos gustó muchísimo y además llevaba entre otras papaya, fruta que no habíamos probado hasta ahora en casa.

Además ayer fue el octavo cumple de mi celiaquín, así que esta entrada va por él. ¡¡Felicidades Nicolás¡¡
Como os decía, la papaya es una fruta tropical rica en azúcares, fibra, betacaroteno (precursor de la Vitamina A) y una buena dosis de Vitamina C. Además contiene papaína, una enzima que favorece la digestión y previene el estreñimiento

De las fresas y las naranjas bien de sobra conocidas son sus propiedades. 

Y para hacerlo aún más nutritivo, a este batido le añadí un poquito de jengibre el polvo (combate el estrés, el envejecimiento celular, es antiflamatorio, ayuda a mejorar las migrañas y previene ante los resfriados) y semillas de chía, excelente fuente de fibra, antioxidantes, calcio, proteínas,  ácidos grasos y omega 3 de origen vegetal. ¿Alguien da más?


BATIDO DE PAPAYA, FRESAS, NARANJAS, SEMILLAS DE CHIA Y JENGIBRE

Ingredientes (para 4 personas)
Media papaya grande
15 fresas de buen tamaño
2 naranjas sin piel
Jengibre al gusto
2 cucharaditas de semillas de chía

Elaboración
Pelamos las narajas, las cortamos en cuartos y las vertemos en la Thermomix.
Lavamos las fresas, les quitamos el rabito y de nuevo, a la thermo.
Cortamos la papaya, le quitamos las semillas y a la máquina.
Echamos el jengibre al gusto y las cucharadas de semillas de chía.

Batir 30 segundos a velocidad 4 y luego 30 segundos a velocidad 9.

NOTAS
*Si no tenéis thermomix, se puede triturar perfectamente en una batidora normal.
* Para que los batidos estén sabrosos y dulces y así no añadir ningún edulcorante, es preferible que las frutas estén maduras.

Propuesta sencilla a más no poder y os puedo asegurar que está delicioso y es una magnifica manera de que los niños (y los no tan niños) tomemos una buena dosis de fruta casi sin enterarnos.

Espero que os haya gustado. Un besote
Helena

jueves, 21 de abril de 2016

Madrid sin gluten (IV)

Hola buenos días

Cuando hace poco más de un mes estuve en Madrid para ir a la feria de celiaquía "MAD Gluten Free", aproveché para conocer uno de los restaurantes que tenía muchas ganas ya las referencias de comida para celiacos eran muy buenas. 

Se trata del restaurante italiano "Emma y Julia", que está situado en la calle Cava Baja, en pleno corazón del barrio de La Latina. Nada más entrar se aspira un ambiente completamente "italiano" y cuando me trajeron la carta, tuve claro que elegir este restaurante para una cena con mis amigos madrileños había sido todo un acierto.

Sé que la calidad de las fotos es nefasta porque mi móvil estaba ese día "de que no", pero podéis observar que hay de todo: pasta, pizzas, entrantes y postres. Y por supuesto, cerveza sin gluten.
Como quería probar un poco de todo, de primero elegí un povolone, una especie de salsa de tomate cubierta por el citado queso. Y que por supuesto me sirvieron con pan sin gluten y que mis amigos "glutonianos" dijeron que estaba espectacular.

De segundo me tomé una pizza de queso, espárragos trigueros, huevo y trufa. Una auténtica pasada. Masa fina, crujiente y perfecta. Creo que de las mejores pizzas sin gluten que he probado hasta el momento.

Y de postre, aunque estaba a reventar, tomé un tiramisú. No es fácil tener este tipo de postres en la mayoría de los restaurantes aptos para nosotros, así que tenía que aprovechar. Nuevamente, delicioso.
Sin duda, la cena resultó un éxito. Entre los 4 que estábamos pedimos dos entrantes, 4 principales y dos postres. Además de 4 cervezas y una infusión y pagamos 22€ por persona. Os dejo su dirección y contacto:

Restaurante Emma&Julia
Calle Cava Baja 19,
28005, Madrid
Tfno: 91 66 10 23

Hoy además os hablo del hotel donde estuve alojada: el Trypp Gran Vía

Situado como su nombre indica en plena Gran Vía Madrileña, casi esquina con la calle Montera y frente a la calle Hortaleza, donde está la famosa bakery "Celicioso", lo elegí por dos motivos:
1. Cuando una ha vivido varios años en Madrid, poder disfrutar de estar alojada en la Gran Vía es un auténtico caprichazo y un lujo
2 y principal motivo: la cadena "Melia" a la que pertenece el hotel, tiene un acuerdo con FACE por la cual en sus buffet de desayuno ofrecen alternativas sin gluten.
Vistas a la Gran Vía de Madrid desde el restaurante del Hotel "Trypp Gran Vía"
Y sin duda no me defraudó: además de tener fruta, zumos, embutido (que me indicaron cual era sin gluten), me ofrecieron leche sin lactosa y ambos días un pan recién horneado, magdalenas y una caja de galletas de Gullón ¡¡entera¡¡

Cuando hice la reserva a través de "Booking" (siempre hago las reservas de hotel a través de esta web), avisé de mi condición de celiaca y al llegar al hotel, lo volví a decir. Pues bien, cuando bajé el primer día a desayunar, allí tenía una nota con el nº de mi habitación y donde ponía: celiaca y sin lactosa. La verdad es que me trataron genial y fue uno de esos momentos en los que ser celíaca tiene hasta su punto interesante.

Con respecto a la habitación, era una individual, sencilla pero correcta. Me tocó en la quinta planta, dando a un patio interior pero como lo que quería era dormir bien, así evité el posible ruido de la Gran Vía.

Pues nada, es todo por hoy. Espero que si algún día vais por los madriles, mis recomendaciones os puedan servir de ayuda.
Un besote grande
Helena

lunes, 18 de abril de 2016

Productos nuevos sin gluten

Hola buenos días

Una de las cosas que más me gustan de las ferias es la gran cantidad de productos que en ellas podemos encontrar. Muchos son "viejos conocidos". Pero las ferias suelen ser momentos en los que las marcas aprovechan para presentar sus novedades. Así que hoy os cuento algunos de los que me traje de la feria "MAD Gluten Free".


1. Harinas sin gluten. Trigo. Ese cereal que los celiacos tenemos completamente prohibido junto con la cebada, el centeno, el kamut y la espelta. Y entonces parece que se acaba el mundo. Pero no señores, afortunadamente en el mercado tenemos una gran variedad de harinas que están libres de gluten. Además de las más conocidas como la harina de arroz y la de maíz, tenemos la harina de quinoa, de trigo sarraceno y otras más desconocidas como la de altramuz, sorgo, mijo o amaranto. ¿Quien da más?

2. Quinoa: de sobra ya conocido por casi todos los celiacos, la quinoa es un pseudo-cereal que contiene hidratos, proteínas, omega 3 y 6, aminoácidos y minerales como hierro, calcio, fósforo y vitaminas. En grano para ensaladas o acompañamiento de legumbres, en copos para el desayuno o yogures... Para mí sin duda, uno de los grandes descubrimientos de mi vida post-gluten.


3. Avena. La avena genera gran controversia en el mundo celiaco. Se supone que no contiene gluten, pero sí que tiene "avenina" que a muchos celiacos no sienta bien. Además en casi el 100% de los casos por su proceso de enviasado en empresas donde hay otros cereales, nunca se garantizan la ausencia de trazas en ella. Así que por todo ello, aquí en España no está recomendada, aunque sí en otros países. Yo antes de saber de mi celiaquía comía mucha mezclada en yogures o leche así que fue una de las cosas que más me costó "quitarme" en mi vida sin gluten.
Sin embargo este verano encontré una de la marca inglesa "Glebe" que garantizaba la ausencia total de gluten y la probé. Personalmente no me sienta mal, aunque para evitar problemas, la consumo muy de vez en cuando. 


4. Panecillos y tostas. Dos marcas nuevas que descubrí en la feria y me encantaron
- La inglesa "Nairns" tiene una extensa gama de productos sin gluten entre los que podemos encontrar diversos panecillos de avena, de finas hiervas, etc.
- La irlandesa The Foods of Athenry produce prácticamente todo sin gluten. Y entre todos sus productos os recomiendo las tostadas de multicereales, comino y queso y las de pimienta. Pecaminosas totales.


5. Cereales, galletas y pasta sin gluten. Cada vez la oferta de productos sin gluten en nuestro país es mayor y se agradece mucho la implicación de las empresas. El siguiente paso será bajar los precios, pero bueno, ese es otro tema.
"Nestle" con sus cereales, "Gullón" con una fantástica oferta de galletas variadas o "Sam Mills" con su pasta son un claro ejemplo.


6. Galletas sin gluten. En la feria conocí la marca alemana "Coppenrath" y os puedo asegurar que todas sus galletas son brutales. Las tipo oreo según los glutaneros de la familia son mejores que las originales, y las de caramelo o las de speculoos una verdadera perdición. 

Es todo por hoy. La vedad es que creo que ser celiaco en 2016 a pesar de todos los pesares, de las dificultades, de los precios elevados y muchas veces abusivos de nuestros productos es una suerte. Y entiendaseme "suerte" en referencia a que no quiero pensar cómo debía ser todo esto hace 5, 10 o 20 años, cuando decir "celiaquía" era sinónimo de ver a tu interlocutor con cara de póker.

Un besote
Helena

lunes, 11 de abril de 2016

Cheese cake de dulce de leche

Hola buenos días.

Vuelvo a la carga con uno de mis postres preferidos: las tartas de queso. Un postre versátil donde los haya y con tantas posibilidades como vuestra imaginación os permita.

Y esta versatilidad de sebe a varias cosas:
a) Las tartas de queso pueden ser horneadas o cuajarse en el frigo, siendo estas mejores de cara al buen tiempo.
b) A día de hoy tenemos un montón de quesos con los que "jugar" a la hora de hacer nuestras tartas, desde el clásico de untar, como este usado en esta tarta de mango; el mascarpone, que usé en esta tarta de chocolate; o quesos como ricotta o quark, con los que próximamente haré nuevas tartas.
c) Partiendo de la base de que es una tarta de queso, la combinación de sabores es infinita ya que podemos añadirle frutas, como esta tarta de cerezas; coco, como esta tarta o dulce de leche, la propuesta que hoy os hago.

Sea como sea, la imaginación al poder. Ya os digo que sin duda, en cualquiera de sus versiones, es uno de mis postres preferidos.



TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE

Ingredientes Para la base
150 grs de galetas (mezcla tipo oreo y galletas maría sin gluten)
75 grs de mantequilla

Elaboración de la base
Trituramos las galletas y cuando estén bien desmigadas, echamos la mantequilla a temperatura ambiente y hacemos una masa compacta.

Ponemos esta mezcla en la base de nuestro molde (siempre desmoldable) y lo metemos en el congelador mientras preparamos el resto de la tarta.

Ingredientes para la tarta
200 grs de dulce de leche
125 ml de nata (35% materia grasa)
400 grs queso untar (en este caso mezcla mascarpone y untar normal)
3 huevos
100 grs azúcar panela *

Elaboración de la tarta
Pre calentamos el horno a 175º.

En una cazuela ponemos la nata, el azúcar y el dulce de leche y lo calentamos a fuego muy bajo para que los tres ingredientes se mezclen bien. Reservar.

En la amasadora, batimos a velocidad media-alta los huevos y los dos quesos (o el que hayáis elegido) hasta que veamos que los ingredientes están bien mezclados.

Bajamos la velocidad de la amasadora y vamos vertiendo a modo de hilo (despacito y sin parar) sobre los huevos y el queso, la mezcla de la nata, el dulce de leche y el azúcar.

Vertemos todo sobre el molde con las galletas previamente preparado y horneamos unos 45 minutos a 175 grados. Justo en el momento de meter el molde al horno, verteremos dos vasos de agua sobre la bandeja. Con esto conseguiremos aportar humedad y que la tarta salga mucho más jugosa.

Una vez horneada, sacamos y dejamos enfriar por completo antes de desmoldar.

NOTAS:
- Generalmente cuando sacamos las tartas de queso del horno están como hinchadas y suben mucho, bajando al rato. Esto es normal.
- Aunque hay que guardarlas en el frigorífico, personalmente me gustan mas a temperatura ambiente ya que frías pierden parte del sabor, así que a mí me gusta sacarlas justo antes de empezar a comer y así en el momento del postre, está a temperatura perfecta.

* Habéis visto que he utilizado AZUCAR PANELA. Este azúcar tiene la particularidad de que no sufre ningún tipo de proceso de refinamiento ni químico para tratarla, por lo que es mucho más sana. Si no tenéis se sustituye perfectamente por la misma cantidad de azúcar moreno.

Espero que os haya gustado mi propuesta.
Un besote
Helena

jueves, 7 de abril de 2016

Cantabria Sin Gluten (I)

Hola buenos días.

Como os decía en el post del lunes, esta Semana Santa nos hemos hecho una escapada familiar por tierras cántabras. 

Santander está a casi tres horas en coche desde Pamplona y aunque yo conocía la capital, hemos hecho un montón de excursiones por los alrededores con los niños y sin duda, nos ha encantado la zona: ese contraste entre el verde de los campos, unas playas impresionantes y de fondo los nevados Picos de Europa. ¿Se puede pedir más?

Como siempre que vamos a viajar y desde que sabemos que la celiaquía es nuestra inestimable compañera de viaje, investigue un poquito donde podíamos comer sin problemas. La verdad es que gracias a la red y bloggeros fantásticos (no voy a mencionar a nadie en concreto porque son muchos, muchos) hoy da gusto salir de viaje.

El alojamiento lo tuvimos claro, el Hotel Bahía Santander.
Situado justo al lado de los Jardines de Pereda y la catedral, la habitación familiar que elegimos es sin duda, una de las mejores en las que hasta ahora, hemos estado con los niños: en realidad son dos amplias habitaciones unidas por un pequeño pasillo donde está el baño y los armarios. Una de las habitaciones tiene dos literas y la otra la cama de matrimonio. Y todo ello con unas vistas a la bahía de Santander realmente impresionantes.

En el desayuno además de la fruta, quesos, jamón y demás productos libres de gluten por naturaleza, había una mesa con todo productos sin gluten: galletas, magdalenas, bollitos, sobres individuales de Neskuik.

El hotel cuenta con un restaurante cuyo menú cuesta 20€. Pero por la noche a nosotros tomar un menú nos resultaba excesivo así que preguntamos en la cafetería y mientras los miembros "glutonianos" de la familia se tomaban un par de sándwiches, a mí me adaptaron una ensalada cesar y a mi celiaquito le prepararon una tortilla francesa. Ambos platos nos los trajeron con nuestro pan sin gluten y a mí, cerveza.

Como veis, la elección del hotel no pudo ser mejor.

Uno de los días de nuestro viaje estuvimos en el "Parque Natural de Cabárceno".

Había oído hablar muy bien de él pero debo reconocer que superó mis expectativas y las de mis hijos ni os cuento. A medio camino entre un zoo (pero con los animales en estado de semi-libertad) y un parque natural, su paisaje con sus rocas karsticas me dejaron absolutamente maravillada.

Son 20 kms de carreteras y tu te vas bajando donde te apetece para ver los animales. Algunos desde muy muy cerca como las avestruces, que decidieron "hablar" con mis hijos para alucine de ellos.
Ese día y por varias y diversas recomendaciones bloggeras, comimos en el Bar Raquel, un bar de carretera en el pueblo de Pénagos, justo al lado de una de las entradas del parque (se puede salir tranquilamente a comer y volver a entrar en él).

Probablemente si no nos lo hubiesen recomendado, nunca hubiésemos comido en él porque es el típico bar de carretera lleno de camioneros y gente de paso. Pero sin duda fue una fantástica elección: la hija de la dueña es celiaca y controla del tema. Así que mis hijos tuvieron un menú infantil por 7€ cada uno (macarrones con tomate y croquetas caseras, 100% sin gluten) y los adultos un menú por 10%. Yo comí guisantes con jamón y lomo adobado con patatas fritas. De postre, una cuajada.

Como os digo, un lugar en el que comer comida casera y con la seguridad de que no te vas a contaminar.

Es todo por hoy. Me queda mucho por contaros de nuestro viaje a Cantabria pero eso será otro día.
Un besote grande
Helena

lunes, 4 de abril de 2016

Bundt Cake de Tiramisú

Hola buenos días.

¿Que tal ha ido las vacaciones de Semana Santa? 

Aunque la mayoría de vosotros la semana pasada ya estabais metidos "en rutina", nosotros aquí en Navarra los días festivos escolares los teníamos justo esa semana, así que hemos aprovechado para hacernos una "escapadita" por tierras cántabras, donde lo hemos pasado genial y hemos comido estupendamente y por supuesto, sin gluten. En breve os hablaré de ello.

Y hoy para comenzar bien esta última recta del curso, hoy os enseño un maravilloso y riquísmo bundt cake de tiramisú. Lo he llamado así porque lleva queso mascarpone y crema de café, así que como esta es la combinación del famoso postre, el nombre estaba claro.

Como veréis en la receta, una de las harinas que he utilizado es la  harina de mijo, un cereal sin gluten por supuesto y que contiene hidratos de carbono, proteínas y mucha fibra. otro día os hablo más de él.

Y ahora, vamos con el bizcocho.


BUNDT CAKE DE TIRAMISU

Ingredientes
4 huevos L
100 grs azúcar blanquilla
100 grs azúcar moreno
250 grs queso mascarpone
200 ml nata para montar 35% materia grasa
300 grs harina sin gluten
 - 30 grs harina mijo
 - 70 grs harina trigo sarraceno
 - 200 grs harina Mix Dolci Schar
20 grs levadura sin gluten
1/4 cucharadita goma xantana
tres cucharadas de pasta de café capuchino de "Home Chef"
una pizca de sal

Elaboración
Pre calentamos el horno a 180º
Tamizamos las 3 harinas junto con la levadura, la goma xantana, y la sal. Reservar.

- Batir los huevos junto con los dos tipos de azúcar hasta que dupliquen el volumen a velocidad alta.
- Incorporamos la nata y seguimos batiendo, bajando un poco la velocidad de la amasadora.
- Echamos el queso mascarpone y la crema de capuchino y seguimos batiendo hasta que todos los ingredientes estén homogéneamente mezclados.
- Finalmente y bajando la velocidad de la amasadora al mínimo, iremos incorporando la mezcla de las harinas, la levadura y la goma xantana a cucharadas, despacito, dejando que se integre bien con la mezcla.

- Verter en el molde elegido previamente engrasado y hornear aproximadamente 40 minutos (ya sabéis que aquí siempre os digo que depende de vuestros hornos). Para comprobar que esté hecho, como siempre pincharemos con un palillo y si este sale limpio, el bizcocho está listo.

- Dejar reposar unos 10-15 minutos en el molde y antes de desmoldar en una rejilla para dejar que se enfríe del todo.

Como veis es muy sencillo de preparar y os aseguro que está super jugoso y que el sabor a café es muy ligero (de hecho si os gusta mucho, podéis añadir más cantidad de pasta). Además los niños lo pueden tomar perfectamente.

En caso de no tener pasta de café, lo que podéis hacer es calentar un poquito de la nata con café soluble y listo.

Espero que os haya gustado mi nueva propuesta SIN GLUTEN.
Un besote y hasta el próximo día.
Helena