jueves, 18 de febrero de 2016

Bundt Cake de Mascarpone

Hola buenos días.

Hoy vuelvo a la carga con uno de los bundt cakes hasta ahora, más jugosos que he hecho. Reconozco que desde que me compré los moldes de "Nordic Ware", me encanta hornear los bizcochos en ellos.

El que hoy os muestro lo hice para una de las meriendas que tuvimos en Navidad, en concreto para la que hice con mis amigas-maridos e hijos. Tenía por casa media tarrina de queso Mascarpone que me había quedado de la ultima tarta de queso que había hecho y curioseando por la red, ví este bundt cake que lo utilizaba, así que pensé: "perfecto, veamos que tal sale". Y el resultado es como os decía al principio, un bizcocho jugosísimo y delicioso.

La receta original es del blog de Virginia, "El horno de Lucía", donde además de esta, tenéis un montón de fantásticas ideas sin gluten. Yo la he versionado un poquito añadiéndole unas cuantas especias.



BUNDT CAKE DE MASCARPONE

Ingredientes
4 huevos a temperatura ambiente
250 grs de queso mascarpone
200 ml de nata 35% de materia grasa
200 grs de azúcar
300 grs de harina sin gluten (en mi caso 150grs de Mix Dolci de Schar y 150 grs de Gallo)
100 grs de pepitas de chocolate sin gluten (Mercadona)
20 grs de levadura sin gluten
10 grs de canela en polvo
10 grs de genjibre
5 grs de cardamomo
una pizca de goma xantana


Elaboración
Precalentamos el horno a 180º
Tamizamos las harinas junto con la levadura, la goma xanta y las especias

- En la amasadora, ponemos los huevos y el azúcar y batimos con las varillas hasta que dupliquen su volumen. Es importante darle tiempo porque cuanto más aire coja la masa al batirla, más jugoso saldrá luego.
- Incorporamos la nata y el queso mascarpone y seguimos batiendo.
- Añadimos a cucharadas poco a poco la mezcla de las harinas y batimos a velocidad baja hasta que la masa esté homogénea.
- Vertemos las pepitas de chocolate y con una espátula de goma, las mezclamos bien.
- Echamos la masa en el molde previamente engrasado (este paso es fundamental sobre todo en este tipo de moldes para que luego su desmoldado no de problemas) intentando que caiga de manera homogénea por todo.
- Horneamos sobre la rejilla del horno entre 45 y 50 minutos (en mi caso con 48 minutos fue suficiente).
- Sacamos del horno y tras 10 minutos de reposo, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo.

Como os decía al principio, es un bizcocho muy jugoso, ideal para merendar o con el cafelito de la mañana.

Espero que os haya gustado y nos vemos la semana que viene.
Un besote
Helena

1 comentario:

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.