lunes, 11 de enero de 2016

Cookies especiadas sin gluten

Hola buenos días.

Aquí estoy de nuevo tras el pequeño parón bloggero que he hecho aprovechado las navidades. Y aunque metidos ya en rutina, espero que hayáis disfrutado mucho las fiestas y que los "Reyes Magos" se hayan portado estupendamente.

Dicho todo esto, hoy os traigo unas cookies facilísimas de hacer y que están espectaculares.

Si os digo la verdad cuando comencé a hacerlas no tenía muy claro cómo iban a salir porque cogí ideas de una y otra receta sin saber como acabaría el "experimento". Pero finalmente el resultado fueron unas riquísimas galletas que encantaron a mi enano y no sólo a él porque nada más hacerlas me las llevé al colegio y literalmente, volaron. Y lo mejor era cuando los niños venían y me decían: ¡¡pero sin sin riquísimas aunque no tengan gluten¡¡¡

Recetas de cookies hay montones en la red. Lo que creo que distingue a estas para mí son dos cosas:
- Por un lado una parte de la harina es la Mix Brot de Schar. Supuestamente es para hacer panes pero yo he descubierto que añadiéndole una pequeña parte a este tipo de galletas, les aporta una consistencia especial y se rompen mucho menos.
- Por otro lado la mezcla de varias especias: cardamomo, jengibre y canela.




GALLETAS ESPECIADAS SIN GLUTEN 

Ingredientes
100 grs de mantequilla
100 grs de azúcar moreno
una pizca de sal
1 huevo
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de canela
1/4 de cucharadita de jengibre
1/4 de cucharadita de cardamomo
180 grs de harina sin gluten
 - 140 grs de Mix Dolci Schar
 - 40 grs de Mix Brot Schar
Lacasitos blancos
Una pizca de Goma xantana

Elaboración
Pre calentar el horno a 180º
Tamizar las harinas, la levadura, la sal, las especias y la goma xanana.
En la amasadora, batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que estén bien integradas.
En ese momento, echar el huevo previamente batido y continuar.
Incorporar la mezcla de la harina y las especias a cucharadas, despacito, dejando que se vaya incorporando poco a poco.
Una vez tenemos la masa lista, hacer bolitas del tamaño que se quiera y extenderlas sobre la bandeja del horno previamente forrada con papel.
Una vez extendida toda la masa (dejar espacio entre ellas para que no se junten), poner lacasitos al gusto.
Hornear 12 minutos. Cuando las saquéis del horno, veréis que aún están blanditas. No pasa nada, es como tienen que estar. Dejar reposar 5 minutos en la bandeja del horno y finalmente, pasarlas a una rejilla para que se acaben de enfriar.

CONSEJOS:
* Mis galletas eran grandecitas, como de unos 10 cm cada una. Si las hacéis más pequeñas, el tiempo de horneado sería un poquito inferior.

* Si cuando hacéis la masa veis que está muy blandita y se os pega demasiado a las manos como para hacer la forma de las galletas, lo mejor es llevar esta durante 15 minutos al frigorífico. Así cogerá consistencia y luego será mucho más fácil manejarla.

Como veis, dificultad 0 y os aseguro que están exquisitas.
Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy.
Un besote 
Helena

1 comentario:

  1. Te han quedado riquísimas, me guardo la receta para hacerlas. Besos

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.