lunes, 30 de noviembre de 2015

Bundt Cake de Sidra (QuéBox Noviembre)

Hola buenos días.

Esta semana recibí por primera vez mi "Qué Box". Y ¿que es eso? os preguntareis. Pues una caja con un montón de productos seleccionados sin gluten, todos ellos de primeras marcas, que nos ayudan a los intolerantes a conocer nuevas marcas y/o alimentos aptos para nosotros.

Ademas de los productos, viene un detallado informe de los alérgenos que algunos de los productos contienen, además del lugar donde los podemos comprar.


Como veis en la foto, los productos son de lo más variado: desde levadura, leche de sésamo de Gerble, mostaza de miel... Pero entre todos ellos, me llamó la atención una sidra con zumo de manzana llamada "The good Cide Jai Alai", que además se hace en un pueblo de mi Navarra (Lekumberri).

Enseguida comencé a pensar en que podía utilizarla, además de bebérmela por supuesto. Debo decir que está riquísima por cierto, y eso que yo no soy de sidra. Total, que enseguida lo tuve claro: unos bundt cakes muy otoñales que además me iban a servir para estrenar mis nuevos moldes de "Nordic Ware".





BUNDT CAKE DE SIDRA, MANZANA Y CANELA

Ingredientes
200 grs mantequilla
130 grs azúcar blanquilla
30 grs azúcar moreno
3 huevos L
210 grs harina sin gluten (en este caso Mix Dolci Schar)
10 grs levadura sin gluten
5 grs de canela en polvo
120 ml de sidra "THC"
120 grs de manzana
una pizca de sal
una piza de goma xantana (opcional)

Elaboración
Un rato antes de comenzar a hornear el bizcocho, limpiar la manzana, trocearla en pequeños trocitos y verter sobre ella el azúcar moreno como si la fuésemos a rebozar. Dejar reposar.

Precalentar el horno a 170º
Tamizar la harina junto a la levadura, la canela, la sal y la goma xantana. Reservar
Batir la mantequilla (imprescindible que esté a temperatura ambiente) junto con el azúcar blanquilla y cuando tengamos una crema homogénea y blanquecina, incorporar los huevos de uno en uno, dejando tiempo al anterior para que se integre bien.
Verter la mitad de la harina y mezclar.
Echar la sidra y seguir batiendo.
Acabar con el resto de la harina.
Cuando la masa esté homogénea, añadir los trocitos de manzana reservada y batir un poquito más que se queden bien integradas.

Verter en el molde elegido previamente engrasado y hornear. En mi caso como son dos moldes pequeñitos, los tuve 38 minutos pero si lo hacéis todo junto, necesitará más tiempo. 
Una vez horneado, dejarlo reposar unos minutos en el molde, desmoldar y dejar que se enfríe en una rejilla.

Espero que os guste mi propuesta. Es un bizcocho que queda muy jugoso gracias a la sidra y con un intenso sabor a manzana. Si os gustan los frutos secos, quedaría también muy bueno con trocitos de nuez, pistachos o almendras troceadas.

Un besote y hasta el lunes.
Helena

lunes, 23 de noviembre de 2015

Madrid sin gluten (III)

Hola buenos días.

Llevaba tiempo sin dedicar un post a los nuevos restaurantes sin gluten que he ido descubriendo, así que vamos hoy con ello.

Hace un mes hice una escapada con mi marido a Madrid. Fue mi regalo sorpresa por los 40 años.

Nos alojamos en el hotel "Santo Domingo", justo en la trasera de Gran Vía y al lado del teatro "Lope De Vega", donde estuvimos viendo el impresionante musical de "El Rey León".
Contaros del hotel que es pequeñito, acogedor y para estar donde está, es muy silencioso. Mi marido lo eligió porque le dijeron que tendría opciones sin gluten en el desayuno. Y así fue: pude tomar fruta, queso y jamón; además me trajeron un plato con pan, magdalenas y ¡¡hasta una palmera de chocolate¡¡ El único fallo fue que nos dijeron que había leche sin lactosa y lo que me trajeron fue se soja, que no me gusta nada de nada. Pero bueno, sólo fueron dos días así que pasable.

Muy cerquita la primera noche cenamos en "Da Nicola", restaurante italiano con una fantástica carta sin gluten del que ya os hablé aquí, ya que lo conocíamos de otra visita anterior. La verdad es que es una auténtica gozada ver una inmensa carta con pasta, pizza y postres. Por supuesto, pan y cerveza sin gluten.

Al día siguiente comimos en "New York Burger Madrid". Como dice su nombre, es una hamburguesería con 3 ubicaciones en la capital. Nosotros estuvimos en la de la calle Recoletos, muy cerquita de la plaza de Cibeles. Como en el caso anterior, tienen una carta exclusiva sin gluten y las hamburguesas son espectaculares. La carne es buenísima y además son enormes. Y por supuesto, también tienen postres aptos para nosotros. Yo me comí una riquísima tarta de queso tipicamente americana. Desde luego, si os gusta este tipo de comida, os recomiendo este restaurante al 100%.

En Madrid visita obligatoria es "Celicioso", una de las primeras bakerys sin gluten que se abrieron en la capital y que simplemente, es espectacular. Cuando llegas allí te embobas viendo los maravillosos postres que podemos degustar, así que esta vez opté por una cajita de macarons. Ummmm.


Para finalizar el último día en plan rápido entramos en un "Rodilla", cadena de restaurantes de sandwiches extendida por todo Madrid y que yo frecuentaba mucho cuando viví allí hace ya muchos años y por supuesto, no sabía que era celiaca.

Para mi sorpresa, me hicieron un sándwich caliente de jamón y queso bastante aceptable. No es lo mismo que comerse uno de aquellos de lechuga y pavo que tanto me gustaban, pero algo es algo y sobre todo, se agradece que este tipo de cadenas piensen en nosotros y se tomen las molestias por ir adaptándonos platos.

Es todo por hoy. La verdad es que es un placer volver una vez más a mi adorado Madrid y saber que vas a poder comer sin gluten en un montón de lugares.
Un besote y hasta el próximo lunes.
Helena

domingo, 15 de noviembre de 2015

Bundt Cake de Cerveza (Día Nacional del Bundt Cake)

Hola buenos días.

Hoy adelanto la publicación del blog un día porque se celebra el "Día Nacional del Bundt Cake" y este año participo en la recopilación que de ellos hace el fantástico blog "I Love Bundt Cakes". En este enlace tenéis todas las recetas de los participantes.

Cuando decidí participar no tenía claro la receta a hacer, pero enseguida se me encendió la lucecita: un bundt cake de cerveza, sin gluten por supuesto. Nunca antes había probado la combinación bizcocho-cerveza pero reconozco que me ha encantado. Sin duda le aporta un sabor distinto que al principio, no deja indiferente, pero al menos a mí, me ha encantado (y en mi casa también).

La receta original pertenece a uno de mis blogs favoritos:  "El Rincón de Bea". Yo lo he adaptado a nuestro mundo "sin gluten" con pequeñas variaciones. Espero que os guste mucho.





BUNDT CAKE DE CERVEZA SIN GLUTEN

INGREDIENTES
250 ml de cerveza sin gluten (en mi caso Ambar)
250 grs mantequilla
50 grs cacao sin azúcar ni gluten (Valor)
280 grs de harina sin gluten
 - 150 grs de Harina gallo sin gluten
 - 130 grs de harina de trigo sarraceno
300 grs de azúcar
7,5 grs de bicarbonato sódico
un poquito de sal
3 huevo L
200 grs de Creme Fraiche (President) *(Se puede sustituir por nata con un 35% de materia grasa)


ELABORACIÓN
Pre calentar el horno a 175 grados
Tamizar las harinas junto con el bicarbonato y la sal

En un cazo poner la cerveza y la mantequilla a temperatura ambiente y calentar hasta que llegue al punto de ebullición. Justo en ese momento retirar del fuego y verter el cacao. Mezclar hasta que esté bien integrado y dejar enfriar la mezcla

En la amasadora, batir el huevo con el azúcar y la creme fraiche y cuando la masa esté homogénea, echar la mezcla fría de la cerveza-mantequilla-cacao y batir nuevamente, está vez más despacito. Agregar la mezcla de las harinas en dos tandas.

Una vez tengamos la masa lista (veréis que es una masa muy líquida), verter sobre el molde elegido y previamente engrasado y hornear 50 minutos (o hasta que al pinchar con un palillo o cuchillo, éste salga limpio).

Dejar reposar en el molde unos minutos y desmoldar con cuidado porque es una masa muy frágil.

Espero que os guste mi propuesta. Como os decía al principio, es un bizcocho muy jugoso y con un intenso sabor a cerveza. Puede que al principio os resulte extraño pero la mezcla con el cacao es absolutamente deliciosa.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

lunes, 9 de noviembre de 2015

Bizocho de castañas y chocolate

Hola buenos días.

¿Que hay más otoñal que las castañas? a mí me encantan aunque debo reconocer que no puedo abusar de ellas porque me sientan bastante pesadas. 

Pero ¿no os encanta ese olor inconfundible cuando paseas por cualquier ciudad en otoño y "hueles" a ese castañero o castañera situado en una esquina? irremediablemente te apetece un buen cucurucho de castañas asadas que aunque te queman las manos al cogerlas, no puedes dejar de comerlas.

En este caso las castañas llegaron a mi casa de manos de mi hermana, que días antes había salido a dar un paseo para estirar las piernas en la última fase del embarazo (¡¡¡siiii, estoy a punto de ser tía por primera vez¡¡¡¡¡¡¡) y como saben que nos encantan, mi cuñado y ella se dedicaron a recoger una buena bolsa.

Esa misma tarde las asé en el horno. Muchas las devoraron mis hijos y las que sobraron, las trituré en la thermomix e hice una especie de harina con ellas ya que tenía claro que quería aprovecharlas para hacer alguna receta de repostería con ellas.

Tras investigar un poco y cogiendo ideas de aquí y de allí salio esta especie de brownie que estaba realmente rico. Le he llamado brownie porque la textura es más parecida a él que a un bizcocho jugoso. Y si no os emocionan las castañas, no os preocupéis: apenas le aportan sabor.




BROWNIE DE CHOCOLATE Y CASTAÑAS

Ingredientes
150 grs de castañas trituradas o harina de castañas
50 ml de leche (en mi caso, semi desnatada sin lactosa)
150 grs de chocolate para fundir sin gluten
2 huevos
una pizca de sal
80 grs de azúcar blanquilla
60 ml de aceite de girasol
80 grs de harina sin gluten (en mi caso, Gallo)

* Para la cobertura
80 grs de chocolate negro para fundir
50 ml de agua

Elaboración
Calentamos un poco la leche y la batimos junto con la harina de castañas hasta conseguir una mezcla que parezca un puré. Reservar.

Pre calentamos el horno a 170º
Fundimos el chocolate, o bien al baño maría o en el microondas. Si lo hacemos así, hay que tener cuidado de que no se queme. Para ello, hacerlo a pequeños intervalos de 30 en 30 segundos. Reservar.
Separamos las yemas de las claras del huevo y montamos las claras al punto de nieve con un poquito de sal. Reservamos.
Batimos las yemas con el azúcar bastante rato, hasta que blanqueen.
Añadimos el aceite, la crema de castañas y la harina y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea. 
Incorporamos el chocolate previamente fundido y seguimos batiendo.
Vertemos las claras reservadas y con una espátula, vamos incorporándolas a la masa con cuidado de que no se bajen.

Echamos la masa al molde elegido y previamente engrasado y horneamos entre 30-35 minutos (o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio).

Sacamos del horno, dejamos reposar un poco y desmoldamos.

Para la cobertura, fundimos el chocolate junto con el agua y cuando esté listo, vertemos sobre el bizcocho (esto es opcional).

Como os decía al principio, la textura se parece más al brownie (de hecho si os habéis fijado, no lleva nada de levadura) y está realmente rico.
Espero que os guste mucho.
Un besote
Helena

lunes, 2 de noviembre de 2015

Tartas decoradas sin gluten

Hola buenos días.

Como algunos sabéis, desde hace casi 4 años me dedico al tema de la repostería creativa. Aunque mi formación inicial no tiene nada que ver con ello (estudié Sociología), la vida acabó poniéndome por delante este tipo de tartas y lo que nació como una afición y una válvula de escape en un mal momento de mi vida, acabó convirtiéndose en mi profesión. El blog "Oh, ¿pero esto se come?" recoge todos mis trabajos.

De pronto la celiaquía se cruzó en mi vida y tuve que darle una vuelta de tuerca a mi trabajo investigando sobre todo en nuevos productos que me permitiesen hace lo que hacía "glutoniano" en versión "gluten free". Afortunadamente, cada vez en el mercado podemos encontrar fondant, colorantes y todo lo necesario sin grandes problemas.

Hoy os dejo una pequeña muestra de algunos de los trabajos que he ido realizando este año para niños celiacos (es una maravilla ver sus caras cuando ven que pueden tener una tarta como "los otros niños") y para mis propios hijos. Espero que os gusten.









Y como diría aquel dibujo animado cuyo nombre no recuerdo: "es todo por hoy, amigos".
Un beso grande y hasta el próximo lunes.
Helena