lunes, 12 de octubre de 2015

Bizcocho de almendras y arándanos

Hola buenos días.

Es curioso porque cuando yo vivía en casa de mis padres, lo habitual los fines de semana era que mi madre hiciese algún tipo de bizcocho para desayunar. O mejor aún: para cuando por la noche a las tantas, llegábamos mi hermana y yo de juerga y estaba ahí esperándote para tomarte antes de irte a la cama con un buen vaso de leche.

Luego en mis años madrileños creo que ni sabía como se encendía el horno de la casa donde viví. Pero desde que soy madre y especialmente desde que sé que soy celiaca y mami de un celiaquín, procuro que en casa cada fin de semana haya un bizcocho para degustar en familia. Y más en días festivos como hoy, día de la "Hispanidad".

Me encantan los bizcochos sencillos (el de yogur de toda la vida de nuestras madres sigue siendo uno de nuestros favoritos), pero en general, intento añadirles algún ingrediente que además de mejorar el sabor, aumente las propiedades nutritivas de los mismos. En este caso, incluí arándanos rojos secos o deshidratados (podéis encontrarlos perfectamente en "Mercadona").

Los arándanos rojos deshidratados o secos son un fantástico protector del sistema nervioso, tienen mucha vitamina C, refuerzan el sistema inmunológico y además bajan el colesterol. Vamos, todo beneficios para nuestro cuerpo. Además en este caso, aportan jugosidad y vistosidad a nuestro bizcocho.


  


BIZCOCHO DE ALMENDRAS Y ARANDANOS

Ingredientes
250 grs de harina (en este caso 150 grs de harina de almendras y 100 grs de harina sin gluten "Gallo")
2 yogures naturales
3 huevos L
180 grs de azúcar (90 grs de azúcar blanquilla y 90 grs de azúcar moreno)
90 ml de aceite de girasol
10 grs de levadura sin gluten
una pizca de sal
una pizca de goma xantana
arándanos rojos deshidratados

Elaboración
- Pre calentar el horno a 180º
- Hidratar los arándanos durante 10 minutos en agua templada. Una vez hidratados, secarlos con papel de cocina y rebozarlos en harina sin gluten (con el fin de que luego se mezclen bien con la masa). Reservar.
- Tamizar las harinas junto a la levadura, la goma xantana y la sal. Reservar.
- Batir los huevos juntos el azúcar a velocidad alta y durante un buen rato hasta que dupliquen el volumen. Bajar un poco la velocidad de la amasadora e incorporar el aceite. Seguir batiendo.
- De uno en uno echar los yogures, dejando que se integren.
- Despacito, añadir las harinas a cucharadas hasta que tengamos una masa homogénea.
- Echar los arándanos y mezclar con una espátula de goma para que se mezclen por toda la masa.

- Hornear en el molde elegido previamente engrasado durante aproximadamente 40-45 minutos (o hasta que el palillo o cuchillo salga limpio).

Espero que os guste mi propuesta y me contéis que tal. 
Un besote
Helena

4 comentarios:

  1. Que cosa más rica!! Además con arándanos que dan siempre un sabor espectacular. Donde los conseguiste deshidratados y sin trazas de gluten?? He buscado pero no encuentro.
    Bss.
    Su.

    ResponderEliminar
  2. Hola cielo!!! Antes de nada, decirte que este bizcocho tiene que estar de vicio! En mi casa, la única que toma los arándanos deshidratados soy yo y los incluyo siempre en mis ensaladas nocturnas. Me encantan! Te ha quedado un bizcocho húmedo y sabroso, de empezar y no parar. Ando muy desconectada. LLevo mejor el otro blog de los cuentos (por cierto, estoy de sorteo :) porque no me da tanto trabajo y no me afecta a mi salud, por así decirlo. Estoy tomando un tratamiento hasta febrero y el médico me ha avisado de que no puedo coger peso. El caso es que he bajado el dulce en casa y aunque siempre hay bizcochos y galletas, la mayoría son repetidos o ya los tengo en el blog. Por este motivo, aunque sí os leo en muchas ocasiones, he dejado un poco de lado el estar cada día en la blogosfera. Me alegra saber que sigues ahí, en la lucha! Biquiños a montones, Vero.

    ResponderEliminar
  3. ¡Riquísimo desayuno! Nada mas verlo me ha entrado un hambre que pa qué... !!!
    Bsss

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla llegar en días de fiesta , cansado y con hambre y que mami te deje ahí el bizcocho, esas cosas no se olvidan nunca verdad. Me encanta este, es una combinación que me encanta, porque a mi los bizcochos que más me gustan tienen que llevar fruta y frutos secos, y en este se dan las dos cosas. Genial. besos

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.