lunes, 13 de julio de 2015

Vacaciones

Hola buenos días.

Tras tres intensos post (espero no haberos aburrido demasiado) sobre donde y como comimos en nuestro viaje a Nueva York, hoy vengo para despedirme de vosotros y tomarme unas pequeñas vacaciones.


Año y medio llevamos ya en casa llevando nuestra vida "sin gluten". Año y medio con sus momentos buenos y sencillos y otros, no tanto.

Todos los que sufrís (o bien vosotros o algún familiar muy cercano) alguna intolerancia alimentaria, sabéis que muchas veces esto es una cuesta arriba difícil de subir.
Como en ocasiones dice mi enano: "mamá, es una mierda celiaco". Y yo lo miro y le digo que sí, que "a veces" es una mierda". Porque es así, para que nos vamos a engañar. Porque es duro pasar por delante de un puesto de churros en plenos Sanfermines y saber que el crío no se los podrá comer, aunque sólo quiera eso; aunque le diga que le monto de nuevo en la noria o le compro un dichoso láser de los que llevan todos los niños. Pero no, el quiere sus churros, como los demás.

Pero también hay momentos gloriosos, como encontrarte una heladería de toda la vida donde de pronto, han traído cucuruchos sin gluten y sabes que las bolas de helado que te van a poner van a estar perfectamente y sin nada de contaminación. Ver la cara del peque en ese momento no tiene precio. Y entonces te dice es: "ves mama, cada vez "confían" (sí usa esa expresión) más en los celíacos". Ese momento es maravilloso.

Año y medio probando harinas, productos, sabores, texturas. Año y medio creando nuevas recetas que demuestran que la repostería sin gluten es tan rica como la glutoniana. Año y medio conociendo a gente (auqnue sea de manera virtual), ¡¡genial¡¡

Y seguiré en septiembre, pero ahora me voy de vacaciones. Me voy a disfrutar de la playa, de la piscina, de mis hijos y mi marido; de los amigos veraniegos, del pueblo, de sus fiestas y de la familia. En definitiva, me voy a descansar, disfrutar y ser feliz. Y volveré con un año más, que este verano me caen los 40 y que pienso celebrar por todo lo alto, y por supuesto #singluten

Besos mil y feliz verano.
Helena

1 comentario:

  1. Disfruta a tope guapa!!! A mí ya se me ha acabado mi aventura, pero no me puedo quejar después de un mes en Islandia con la bici! Y aún me queda un mes para volver a currar... Para mí han sido mis primeras vacaciones desde que me confirmaran que no puedo tomar nada que venga de mamífero. Coincido con tu hijo con lo de que a veces es una mierda, pero también te llevas sorpresas gratas-
    Feliz agosto!!
    Muás

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.