lunes, 13 de julio de 2015

Vacaciones

Hola buenos días.

Tras tres intensos post (espero no haberos aburrido demasiado) sobre donde y como comimos en nuestro viaje a Nueva York, hoy vengo para despedirme de vosotros y tomarme unas pequeñas vacaciones.


Año y medio llevamos ya en casa llevando nuestra vida "sin gluten". Año y medio con sus momentos buenos y sencillos y otros, no tanto.

Todos los que sufrís (o bien vosotros o algún familiar muy cercano) alguna intolerancia alimentaria, sabéis que muchas veces esto es una cuesta arriba difícil de subir.
Como en ocasiones dice mi enano: "mamá, es una mierda celiaco". Y yo lo miro y le digo que sí, que "a veces" es una mierda". Porque es así, para que nos vamos a engañar. Porque es duro pasar por delante de un puesto de churros en plenos Sanfermines y saber que el crío no se los podrá comer, aunque sólo quiera eso; aunque le diga que le monto de nuevo en la noria o le compro un dichoso láser de los que llevan todos los niños. Pero no, el quiere sus churros, como los demás.

Pero también hay momentos gloriosos, como encontrarte una heladería de toda la vida donde de pronto, han traído cucuruchos sin gluten y sabes que las bolas de helado que te van a poner van a estar perfectamente y sin nada de contaminación. Ver la cara del peque en ese momento no tiene precio. Y entonces te dice es: "ves mama, cada vez "confían" (sí usa esa expresión) más en los celíacos". Ese momento es maravilloso.

Año y medio probando harinas, productos, sabores, texturas. Año y medio creando nuevas recetas que demuestran que la repostería sin gluten es tan rica como la glutoniana. Año y medio conociendo a gente (auqnue sea de manera virtual), ¡¡genial¡¡

Y seguiré en septiembre, pero ahora me voy de vacaciones. Me voy a disfrutar de la playa, de la piscina, de mis hijos y mi marido; de los amigos veraniegos, del pueblo, de sus fiestas y de la familia. En definitiva, me voy a descansar, disfrutar y ser feliz. Y volveré con un año más, que este verano me caen los 40 y que pienso celebrar por todo lo alto, y por supuesto #singluten

Besos mil y feliz verano.
Helena

jueves, 9 de julio de 2015

Nueva York sin gluten (III)

Hola buenos días.

¿Cómo lleváis esta ola de calor que estamos pasando por toda la geografía española? yo reconozco que me gusta mucho el calor y ademas, coincidiendo con los Sanfermines, es una gozada, así que estoy encantada de la vida.

Hoy os hoy traigo el último de los post dedicados a los restaurantes que hemos visitado en NY o bien, que se positivamente que tienen menú sin gluten. Todos ellos están ubicados nuevamente en el Midtown.

The Little Beet Uno de los imprescindibles. 100% gluten free y vegano. Con una decoración en madera, mesas grandes y todo muy "orgánico", a mis hijos no les entusiasmó porque decían que era todo "muy verde", pero os puedo asegurar que yo me tomé una ensalada espectacular.

Teds Montana Grill Carta sin gluten exclusiva e incluso menú para niños. Hamburguesas, sándwiches y hasta helados. Rico y de precio medio.

Pizzarte. En la carta hay una sección de pizzas sin gluten. No lo visité así que no os puedo decir que tal. 

-Nizza NY Restaurante italiano donde sólo ofrecen comidas y/o el típico brunch de los fines de semana. Carta exclusiva sin gluten.

Southern Hospitality. ¿Sabéis quien es Justin Timberlake? pues es uno de los socios de este restaurante. Desde hace poquito tiene carta exclusiva sin gluten y os puedo decir que me comí una de las hamburguesas mejores de mi vida. De precio medio, muy recomendable. Creo recordar que hay dos localizaciones en Manhathan.

Y en líneas generales, esto es más o menos lo que os puedo contar de nuestra experiencia "culinaria gluten free" neoyorkina.

No os voy a negar que me pegué mucho tiempo investigando lugares, más que nada porque yo como adulta puedo comer cualquier cosa (siempre que sea sin gluten por supuesto) pero mi celiaquito quería que comiese más o menos bien. Y transmitirle sobre todo que nuestra condición nunca debe ser motivo para quedarse en casa.

Espero no haberos aburrido demasiado y sobre todo, si viajáis a la maravillosa ciudad de los rascacielos, ya sabéis donde apuntaros una buena lista de restaurantes donde comer con toda tranquilidad.

Un beso muy grande
Helena

lunes, 6 de julio de 2015

Nueva York sin gluten (II)

Buenos días.

Hoy es 6 de julio y como buena pamplonesa que soy, os cuento que probablemente cuando vosotros estéis leyendo este post, yo estaré disfrutando de mis las primeras horas de los sanfermines 2015.

Pero como lo prometido es deuda, voy con la segunda parte de los restaurantes que visitamos en Nueva York y los que aunque no fuimos, se con seguridad que se puede comer sin gluten.

Como el otro día, lo divido por zonas:

UPPER WEST SIDE (zona Museo Historia Natural)
Parpadella. A 5 minutos andando del Museo de Historia Natural, es un restaurante italiano con una gran carta de platos sin gluten. Pedimos pizza y pasta y estaba todo muy rico. Precio medio (4 platos y 4 bebidas 100$. Que puede parecer mucho pero es un standar en NY).

Nice Matin Muy cerquita del anterior, también tienen carta sin gluten. No estuve así que no puedo comentaros que tal.

UPPER EAST SIDE
Candle 79. Cercano al Metropolitan Museum y situado en Lexinton Avenue, es de los llamados "restaurantes orgánicos de la granja a la mesa". Vamos, que todo los productos son sanos y os puedo decir, espectaculares. No es barato pero si os apetece comer bien, os lo recomiendo de verdad. No tengo fotos de la comida, me quedé sin batería en la cámara y en el móvil. Lo sé, desastre.. jaja.

MIDTOWN
En esta zona os vais a encontrar bastantes sitios la verdad. Algunos tienen menú sin gluten exclusivamente y otros lo que se llama "gluten free friendly". Vamos, que sin tener una carta concreta, adaptan los platos. La verdad es que me ha gustado que en muchos sitios nos decían que ponían todo el cuidado del mundo pero que no nos aseguraban un 100% de 0 contaminación. Al menos, son sinceros y sabes a lo que te expones.

Blooms New York Deli. Otro de los clasicos neoyorkinos sin gluten. Tiene una espectacular carta sólo para nosotros y en la puerta tiene el certificado de una de las asociaciones americanas.
Nos tomamos dos hamburguesas sin gluten impresionantes, de verdad. Como eran enormes, a Nicolás le sobró un montón y nos la llevamos al hotel. Al día siguiente la calentamos en el microondas y de verdad, estaba igual de buena.


Pips Place. Si sois golosos, no os podeis perder esta bakery 100% gluten free. Está justo al lado del anterior restaurante (doblando la esquina) y es un paraíso para nosotros. Tartas, galletas, cup cakes, bizcochos... de todo. Y rico, riquísimo.

Bistango. Con dos localizaciones en el Midtown, es un restaurante que lleva años haciendo comida sin gluten, principalmente italiana. No es barato. Certificado por una de las asociaciones americanas. De los recomendados en todas las guías. No estuve.

Fresh and co. Otro de esos locales mezcla supermercado, mezcla restaurante. No lo llevaba apuntado en mi lista pero nos lo fuimos encontrando porque hay muchos por toda la ciudad. No entramos pero os pongo la foto del escaparate. La verdad es que tenía buena pinta.

Shake Shack Seguro que os suena el nombre porque es una de las hamburgueserías más conocidas de NY. Digamos que es tipo McDonalds, pero la comida no tiene nada que ver. En este caso lo que hacen es no poner el pan en la hamburguesa. La carne, estaba buenísima. Las patatas también aptas.
Tiene varias localizaciones. Nosotros estuvimos en la de Madison Square Park, que mola porque comes en la calle (ojo si quereis comer en esta porque cierran a las 2 del mediodía para quitar todas las sillas de y dejar el parque libre. El resto sin problemas de horarios). ¡¡Por cierto... comer viendo ardillas no tiene precio¡¡¡


Ceci. Restaurante italiano "gluten free friendly", vamos, que sin carta específica, te dicen que platos te adaptan (nos dijeron que toda la pasta era de Schar). Pedimos una pizza y para mí un plato de pasta con verduras y la verdad, todo correcto y rico. Precio medio (unos 100$ comida para 4 personas, en este caso con postre incluido).

Y como no os quiero aburrir, dejo el post por hoy con un tercero aún por escribir.
Ya veis que hay muchas opciones para comer en Nueva York. Yo siempre digo que ser celiaco es una condición, pero nunca nos debe frenar a la hora de hacer cosas, y mucho menos de viajar.

Por cierto, al final del blog, estoy haciendo un mapa con todos los restaurantes y supermercados que voy encontrando a lo largo del mundo, por si os sirve.
Un besote
Helena

viernes, 3 de julio de 2015

Nueva York sin gluten

Hola buenos días.

A estas alturas de la película, casi todas sabréis que acabo de volver de pasar una semana en Nueva York. Un maravilloso viaje familiar para celebrar nuestro décimo aniversario de boda y mi próximo 40 cumpleaños. 

Es la tercera vez que viajo a la "gran manzana", pero la primera que voy con niños y sobre todo, siendo celiaca. Como sabéis, esto nunca me ha frenado a la hora de viajar. Simplemente, como buena socióloga que soy, los meses anteriores me hice un buen estudio de mercado de todos los restaurantes y supermercados que podía encontrar. 

En líneas generales, os puedo contar que no me ha resultado para nada difícil comer. Es verdad que no te puedes meter en cualquier lugar, pero tampoco lo podemos hacer en España. Nueva York cuenta con un buen puñado de restaurantes que tienen carta sin gluten e incluso 4 en donde toda la comida es 100% "gluten free". 

Como tengo mucha información, voy a escribir dos o tres post, para que no se haga tan pesado. Y a su vez si queréis más datos de nuestro viaje, en mi otro blog "Oh, ¿pero esto se come?" os lo voy contando todo.


Al lío.

Viaje en avión: volamos con Iberia. En las maletas facturadas llevé mucha comida, eso sí, nada de jamón, queso y otros alimentos supuestamente prohibidos. Sé que mucha gente los pasa pero me dio miedo así que no metí nada. Pero para que os hagáis una idea, llevé dos briks de tomate frito de Mercadona metidos en un par de tuppers, por si reventaban, y sin problemas. En el equipaje de mano también llevaba galletas, almendras y fruta. 0 problemas.

Al hacer la reserva del viaje, pedimos menú "gluten free" para Nicolás y para mí. Todo OK. Es comida de avión, así que no esperéis grandes maravillas: arroz, pollo con brocoli, mini ensalada y fruta. Decente.

Hotel: tras darle muchas vueltas a si apartamento u hotel, optamos por la parte intermedia, y decidimos alojarnos en el Residence Inn By Marriot Midtown East, un fantástico aparta-hotel situado en el Midtown, a 5 minutos andando del Rockefeller Center en la 5ª Avenida. Cuenta con amplias habitaciones, cocina incorporada y desayuno incluido en donde todos los días había fruta, platos calientes (cada día nos decían que era y que no apto), yogures, leche sin lactosa y a Nicolas y a mí nos preparaban bagels calientes, muffins y cereales. Un verdadero lujazo.
No es un hotel barato (en Nueva York no los hay) pero os puedo asegurar que si comparamos lo que ofrece con otros, la relación calidad-precio es perfecta. Además teniendo la cocina te puedes preparar cenas (es lo que hacíamos nosotros) y eso te ahorra mucho dinero.

Supermercados: son caros, todos en general. Y la comida sin gluten también. Pero hay mucha variedad. Casi al lado del hotel había dos (hay muchos de ellos repartidos por toda la ciudad): Morton Williams y Food Emporium, en donde podéis encontrar pasta, galletas y mirando bien las etiquetas, un buen puñado de productos. Además por supuesto de los libres de gluten por naturaleza: leche, verdura, fruta, carne y pescado. Los yogures "Danon" vienen también marcados como "GF".

Y luego está el paraíso de los celíacos: "Whoole Foods Market". Con creo recordar 4 localizaciones en Manhathan (en su web están todas) es un supermercado de comida orgánica, sana y con muchas, muchas opciones para celiacos. 
Aquí mi celiaquín frente al stand de dulces "gluten free" del Whoole Food Market de Union Square. Deciros que la marca "Udis" tiene unas galletas, unos cup cakes... ¡¡¡¡que están brutales¡¡¡¡

Restaurantes: aquí va la madre del cordero. Manhathan es muy grande así que yo me llevé un listado en función de la zona que íbamos a visitar ese día (sí, soy así de organizada), pero cuando eres celiaca y vas con un niño que también lo es, bien sabéis que la improvisación no existe en nuestras comidas.

Os voy a hablar por un lado de los que he visitado y por otro, de los que investigué que eran sin gluten.

- Downtown- Financial Distrit:
Chipotle Mexican Grill: es un restaurante de comida rápida mexicana. Hay montones repartidos por toda la ciudad y a excepción de las tortitas, todo lo demás es sin gluten. Comida rica, sin excesos, en plan rápido pero decente y barata. Eso sí, avisad si no os gusta el picante porque en general, casi todo lo lleva. 
Mix de arroz con pollo picante y tomate. No tengo foto del guacamole, pero estaba espectacular.

Roti Mediterranean Grill: del tipo al anterior, pero de comida mediterránea, también ha varios por toda la ciudad. Tienen carta exclusiva sin gluten.

Pret a Manger. Es una cadena con montones de establecimientos a lo largo de toda la ciudad. Mezcla entre supermercado y cafetería (muy típico de allí), casi todo es con gluten, pero tiene un listado con las cosas que podemos encontrar las opciones para nosotros.

- SOHO-NOLITA-GREENWICH VILLAGE
Colors Restaurant 100% gluten free. No pude visitarlo, una pena.

Senza Gluten Su nombre lo dice todo. Restaurante italiano 100% sin gluten. Tampoco pudimos ir pero recomendado en todas las guías americanas.

Risotteria. Un clásico en los restaurantes "gluten free" de NY. Fuimos pero había tanta gente y teníamos tanto hambre que no nos pudimos quedar.

Friedmans Lunch. Hay varios pero nosotros estuvimos en el del Chelsea Market, justo al lado de la High Line (ambas visitas obligadas). Tienen un control absoluto de alérgenos y conocimiento de la celiaquia. Pedimos para todos menú sin gluten: sándwiches y hamburguesas. Impresionantes. La carne 100% orgánica y espectacular.

Las fotos no hacen justicia pero de verdad, no sabéis que rico estaba todo.

Bueno, por hoy es suficiente que menudo rollo os estoy metiendo. El lunes, prometo más. Un besote y gracias como siempre por estar ahí.
Helena