lunes, 10 de noviembre de 2014

Ensalada Templada de Brócoli y Quinoa

Hola buenos días.

Me encantan los "platos únicos", como les llaman mis hijos. Vamos, aquellas comidas en las que en un sólo plato podemos obtener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita en una comida. Y eso pasa con esta ensalada templada que os presento hoy y que, además de muy sana, se hace en un momento.

Antes de pasar con la receta, os cuento las propiedades de sus principales ingredientes:

Propiedades del Brócoli: verdura de la familia de las crucíferas, es rica en vitamina A, betacarotenos, vitamina C, fósforo, ácido fólico (muy beneficioso y necesario en los embarazos), potasio y hierro y fibra. Además aporta componentes anticancerígenos.
A la hora de cocinarlo, es mejor hacerlo al vapor ya que así sólo pierde un 20% de la vitamina C (un 60% si se hace hervido).

Propiedades de la Quinoa: pseudocereal que no tiene gluten, contiene aminoácidos, fibra, potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc. Además de vitaminas B y E, entre otros.
Para cocinarlo, es importante darle un lavado previo con agua fría y posteriormente añadirlo al agua hirviendo y cocer entre 15 y 20 minutos o hasta que se abra la semilla.

Propiedades del sésamo: las semillas de sésamo provienen de una plata originaria de Africa e India, aunque actualmente se cultiva en muchas partes del mundo. Contienen grandes dosis de proteínas, grasas poliinsaturadas y sobre todo, mucho calcio.




ENSALADA TEMPLADA DE BROCOLI Y QUINOA

Ingredientes:
Brocoli
30 gr de quino (15gr  de quinoa blanca y 15gr de quinoa roja)
200 gr de taquitos de jamón
semillas de sésamo
aceite de oliva

Elaboración
- Hervir el brócoli o cocerlo al vapor (mejor esta opción porque pierde menos vitaminas). Reservar
- En una cazuela, poner agua a hervir y cuando lleve a ebullición, bajar el fuego y verter la quinoa. Cocinar unos 15-20 minutos. Escurrir y reservar.
- En una sarten echar una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté caliente, verter las semillas de sésamo para que se tuesten y doren un poco. Una vez tostadas, añadir los tacos de jamón y freírlos.
- Juntar todos los ingredientes en un mismo plato... y ¡¡a comer¡¡

No me digáis que no es sencilla. Si quitamos los tacos de jamón se convierte en un plato vegano. Además se le podrían añadir nueces, pasas o incluso queso rallado por encima. Eso ya es cuestión de vuestra imaginación.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.