jueves, 15 de mayo de 2014

Galletas de Mantequilla decoradas

Hola buenos días.

Hoy os traigo una de esas recetas básicas de galletas, que además son perfectas para decorar para los cumples de los pequeños de la casa.

Si os digo la verdad, aunque yo me dedico al tema de la repostería creativa, a mí las galletas de mantequilla me gustan sin nada, así solas. Tanto la glasa como el fondant me resultan demasiado dulces y aunque es cierto que las galletas decoradas quedan preciosas, donde esté este sabor de la mantequilla y la vainilla que se quite todo lo demás.

Debo reconocer que me está costando cogerle el punto a las galletas sin gluten. En bizcochos, magdalenas o cup cakes la cosa va muy bien. Pero las galletas: o me quedan muy duras; o se desmigan todas al primer mordisco... vamos que tengo que seguir practicado. De todos modos la receta que os dejo (y que es la que más me ha gustado hasta ahora) es la adaptación a las que yo hago siempre para decorar "glutonianas" y con ella participo en "Galletas Celiaquinas", grupo de facebook al que pertenezco.



GALLETAS DE MANTEQUILLA
(Para unas 20 galletas de tamaño medio)

Ingredientes
130 grs de mantequilla (temperatura ambiente)
100 grs de azúcar glas
260 grs de harina sin gluten (en este caso Mix Dolci de Schar)
1 huevo
Una pizca de sal
Esencia de vainilla al gusto
Canela al gusto
Un chorrito de leche 
Una pizquita de goma Xantana (opcional)

Elaboración
- Tamizar la harina junto a la sal y la canela
- En nuestra batidora, poner la mantequilla y batir hasta que esté cremosa.
- Añadir el azúcar glas y mezclar bien hasta que ambos ingredientes estén bien integrados y la mezcla se haya puesto blanquecina.
- Echar el huevo (previamente un poco batido) y la esencia de vainilla y seguir mezclando.
- En este punto, ir añadiendo poco a poco la harina a cucharadas, dejando que se integre bien. A mitad de proceso, poner el chorrito de leche. Acabar siempre con la harina.

- Una vez hecha la masa, la sacamos de la batidora y hacemos una bola con ella. Si veis que se os pega en las manos, es porque necesita un poco más de harina (la humedad del ambiente influye mucho).
Colocamos la bola en un papel de horno y estiramos la masa con un rodillo hasta conseguir aproximadamente un grosor de 0.5 cm.

- Dejamos reposar la masa unas tres horas en el frigorífico (máximo dos días). Pasado este tiempo, cortamos la masa con el cortador elegido y volvemos a meterla en el frigo una hora más (esto se hace para que la masa al hornearla no pierda su forma).

- Con el horno precalentado a 180º, horneamos unos 13-15 minutos, dependiendo del tamaño de la galleta. Una vez listas, dejamos reposar en una rejilla.

NOTAS:
- La mantequilla, el huevo y la leche siempre deben estar a temperatura ambiente. En caso de habernos olvidado, la mantequilla se puede meter en el microondas unos segundos, pero nunca que se quede "aceitosa". Con respecto a los huevos, se pueden meter un poquito en un bol con agua muy caliente.

- El azúcar glas tiene que ser de la industrial. No vale la que podemos triturar con la Thermomix porque necesitamos que el "grano" quede muy fino.

- La leche por supuesto, puede ser sin lactosa, para las intolerancias.

Yo creo que no me dejo nada. Lo dicho. Son unas galletas riquísmas. Si no las vais a decorar, se pueden hacer un poco más finitas. En este caso, el tiempo de horneado sería menor.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

1 comentario:

  1. Te han quedado geniales! A mi también me gustan más sin nada, sobre todo para mojarlas, jaja. Un beso!!

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.