lunes, 5 de mayo de 2014

Viaje a Amsterdam (parte II)

Hola buenos días.

Hoy vamos con la segunda de las partes de nuestro viaje por tierras holandesas. En esta entrada os hablé de la ciudad de Amsterdam. Hoy vamos con los alrededores.

Una de las cosas que más me motivaba de viajar a Holanda a finales de abril es poder visitar el parque floral de tulipanes de Keukenhof. No tengo palabras para describirlo. Si os gustan las flores es el paraíso: miles de hectáreas llenas de tulipanes, narcisos, orquídeas... de todos los colores y tipos. Estuvimos unas 3 horas paseando por sus caminos y os aseguro que yo me hubiese estado bastante más.

Con respecto a la comida, hay varios restaurantes pero en ninguno de ellos teníamos la opción sin gluten, así que llevábamos preparados de casa unos "tupers" con ensalada de arroz, fruta y lácteos. No te ponen ningún problema para entrar comida. Lo que sí encontramos fue unos helados que estaban bien etiquetados, así que pudimos disfrutar de un buen postre (lo siento, pero no recuerdo el nombre de los mismos).

De todos modos, Keukenhof está al lado de un pueblo que se llama Lisse en el cual hay un restaurante que se llama De Viers Seizoenen (Las cuatro estaciones) en el cual tienen menú sin gluten.

Otro de los días hicimos una excursión a lo que llaman "la campiña holandesa" o "Noord Holand". Me impresionó la planicie de sus tierras (por algo la mayoría de ellas están bajo el nivel del mar), acostumbrada al paisaje montañoso de Navarra.
Fuimos hasta Marken, un pequeño pueblo ubicado una isla que está en mitad de Markermeer, el lago de agua dulce más grande de Europa. Allí vimos como se hacen los famosos zuecos. De allí llegamos en barco a través del lago hasta Volendam, otro pueblo de pescadores realmente de cuento y donde se fabrica el famoso queso Edam (que también vimos hacer).
En Volendam, comimos en el Restaurante Van Hogen, situado en el mismo puerto del pueblo, donde nos hicieron unos pescados a la plancha que estaban espectaculares, acompañados de patatas fritas y salsa holandesa (todo ello sin gluten).


Acabamos el día visitando los famosos molinos de viento de Zaanse Schans, preciosos hasta decir basta.

Y con esto, creo que he resumido bastante nuestras andanzas por tierras holandesas. La verdad es que como os dije en el post anterior, ha sido un viaje maravilloso y sin grandes dificultades para comer "sin gluten". Os dejo también los enlaces tanto a la página de la Asociación de Celíacos Holandeses, como a un blog de una chica de allí que a mí, me aportó muchísima información.

https://www.glutenvrij.nl/
http://glutenfreeamsterdam.blogspot.com.es/

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.