lunes, 26 de mayo de 2014

"Contaminada"

Hola buenos días.

Con un poquito de retraso llega el post de hoy. Y esto pasa entre otras cosas, porque me encuentro mal. Y eso es así porque me he "contaminado". Es la primera vez que me pasa desde que hace casi 4 meses me diagnosticasen la celiaquía. Y la verdad, estoy hecha polvo.

Os cuento. Este fin de semana hemos disfrutado de una maravillosa casa rural con todos los amigos de la cuadrilla de mi marido. En total 30 personas (16 adultos y 14 niños) compartiendo casa, risas y comidas. 
Desde el primer momento yo sabía que sería complicado ya que si en una casa de 4 personas hay que extremar las medidas higiénicas, con tantas personas y además la mayoría de ellas, "ignorantes" totales con este tema, la cuestión de las comidas iba a ser cuanto menos difícil.

Para en la media de lo posible, tener todo controlado, tanto para mi niño como para mí llevé mucha de la comida ya hecha (croquetas, puré, pan por supuesto). Además mermelada, neskuik, galletas... 
Los pequeños comían primero así que a Nicolás siempre le poníamos en una esquina, flanqueado y "protegido" como él mismo decía por su hermano, para que nadie le echase "miguitas" de pan a su comida. Es alucinante como un niño de 6 años es tan responsable con su salud.

Luego comíamos los mayores. Yo también he extremado las medidas, pero supongo que algo he hecho mal porque ayer a la tarde ya empecé a encontrarme regular y hoy tengo la tripa que parce que estoy embarazada de 5 meses, una sensación de hinchazón que no puedo con ella y un mal cuerpo tremendo. ¡¡Que complicado es esto madre mía¡¡ 

Además claro está, en estos casos hay que contar con todos los comentarios sobre lo "exagerada" que soy, que si por un día no pasa nada; que tengo al niño completamente condicionado... Voy a prendiendo a no hacer mala leche; a respirar y darme la vuelta. Pero os aseguro que ganas de soltar alguna burrada no me han faltado en más de una ocasión.

En fin, tengo claro que no dejaremos de hacer nada por este condicionante que es ser "Celiaco", pero nadie, nadie que no lo sea, o bien en su persona o de algún familiar muy cercano, no sabe lo duro y complicado que puede llegar a ser en algunos momentos.

Por cierto, si alguien está pensando en pasar un fin de semana a una casa rural y sois un grupo grande de personas, no dudéis en alquilar la Casa Rural Juandiegorena. Simplemente perfecta y fantástica.

Gracias por estar ahí y por leerme.
Un beso,
Helena

jueves, 22 de mayo de 2014

Tarta "Circuito de Coches"

Hola buenos días.

La vida da muchas vueltas y tras años y años trabajando en la consultoría de Recursos Humanos, acabé dedicándome a lo que actualmente se llama "repostería creativa". 
Es curioso porque hasta hace 3 años, yo entraba en la cocina para cocinar. Me explico: para hacer la comida del día a día. Mi madre nos inculcó la importancia de comer sano y siempre lo he puesto en práctica, especialmente desde que me convertí en madre.
Pero en cuanto a la repostería... nunca me había dado por ella. Pero curiosamente un día las galletas decoradas se cruzaron en mi camino y desde entonces ese mundo del fondant, la glasa y las mangas pasteleras me han abducido por completo, acabando convirtiéndose en mi profesión.

Y de pronto, llega la celiaquía. Y todo vuelve a dar una vuelta de tuerca. Y tienes que comenzar a investigar nuevas harinas, texturas, fondant sin gluten... Afortunadamente a día de hoy en el mercado cada vez podemos encontrar más productos adaptados a nuestras necesidades y prueba de ello es la tarta que hoy os enseño, que es la que le hice a mi enano para que celebrase su 6º cumpleaños junto a su mejor amigo Miguel. Todo comestible y todo, por supuesto, sin gluten.





Por dentro era un bizcocho de chocolate negro relleno de swiiss merengue buttercream de nutella. Y como el post de hoy ya es larguito, prometo ponerla otro día. 
Un besote

lunes, 19 de mayo de 2014

Nuevas experiencias, nuevos momentos

Hola buenos días.

Hace mucho que no escribo un post sobre lo que va siendo nuestro día a día en este mundo "sin gluten", y la verdad es que este último mes ha dado para mucho porque hemos tenido cumpleaños varios y excursiones diversas, así que aquí va un poco mi experiencia.

El 24 de abril mi "celiaquito" cumplió 6 años. Como ya os conté, nos pillo de viaje en Holanda así que lo celebramos a la vuelta con dos fiestas: una con la familia y otra con sus amigos del colegio.

Desde el primer momento tuve claro que todo lo que habría para comer ambos días sería sin gluten. Quería que Nicolás se sintiese completamente libre para poder comer lo que fuese sin que me tuviese que mirar con esos ojillos que pone en ocasiones. Esos ojillos de "pena" porque sabe que la respuesta ante el alimento en cuestión, va a ser negativa. Y aunque lo lleva genial y no suele protestar, era su cumple y ese día, le tocaba "ganar a él".

La verdad es que, y aunque sea un tópico, gracias a Mercadona es fácil hacer una compra básica con productos variados sin gluten para un cumpleaños infantil. Y con respecto a los postres, dedicándome a lo que me dedico, no hubo problema alguno.

Para la celebración en casa, hice la tarta de Batman que os enseñé en esta entrada; y para el cumple con sus amigos el "Circuito de coches". Por dentro era un bizcocho de chocolate negro relleno de swiss merengue buttercream de fresas (prometo receta).

Otra de las nuevas situaciones a las que nos hemos tenido que "enfrentar" estos días, ha sido a una excursión al monte con comida incluida en un restaurante de un pequeño pueblo del Pirineo Navarro, organizada por el "Club de Montaña" del cole de mis niños.
A la hora del almuerzo, sin problemas: bocata de tortilla de patata con pan maravilloso de Schar. No se si lo habeis probado pero desde que lo descubrimos en el Restaurante Da Nicola en Madrid, a mi enano no hay manera de darle otro. Y la verdad, es que está buenísmo. Viene congelado pero se descongela rapidísimo y es sin lugar a dudas, el más parecido a los "glutonianos" que he probado nunca.

Luego llegó la hora de la comida y como os decía, era en un restaurante de un pueblo del pirineo Navarro y apenas habían oído hablar del gluten. Así que yo iba preparada y me llevé de casa una ensalada de arroz, maíz, caballa y jamón frito. De segundo, hable con el cocinero y me aseguró que me podía preparar unas pechugas a la plancha sin nada de contaminación, así que eso nos tomamos ni enano y yo.
Postres por supuesto nada, pero para eso está la fruta, maravillosa, sana y siempre una fantástica alternativa.

Los niños más pequeños de la excursión en mitad de una pradera.

Hablando con algunas de las mamis, me decían que llevo esto de la celiaquía con "humor" y alegría. Y yo me pregunto: "¿nos queda otra opción". En esta vida hay que enfrentarse a todo lo que nos toca de la mejor manera posible. Y como sabéis, siempre he tenido claro que la celiaquía no nos va a dejar en casa. Y todo lo que voy contando en este blog, es prueba de ello. Sólo es cuestión de organización.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 15 de mayo de 2014

Galletas de Mantequilla decoradas

Hola buenos días.

Hoy os traigo una de esas recetas básicas de galletas, que además son perfectas para decorar para los cumples de los pequeños de la casa.

Si os digo la verdad, aunque yo me dedico al tema de la repostería creativa, a mí las galletas de mantequilla me gustan sin nada, así solas. Tanto la glasa como el fondant me resultan demasiado dulces y aunque es cierto que las galletas decoradas quedan preciosas, donde esté este sabor de la mantequilla y la vainilla que se quite todo lo demás.

Debo reconocer que me está costando cogerle el punto a las galletas sin gluten. En bizcochos, magdalenas o cup cakes la cosa va muy bien. Pero las galletas: o me quedan muy duras; o se desmigan todas al primer mordisco... vamos que tengo que seguir practicado. De todos modos la receta que os dejo (y que es la que más me ha gustado hasta ahora) es la adaptación a las que yo hago siempre para decorar "glutonianas" y con ella participo en "Galletas Celiaquinas", grupo de facebook al que pertenezco.



GALLETAS DE MANTEQUILLA
(Para unas 20 galletas de tamaño medio)

Ingredientes
130 grs de mantequilla (temperatura ambiente)
100 grs de azúcar glas
260 grs de harina sin gluten (en este caso Mix Dolci de Schar)
1 huevo
Una pizca de sal
Esencia de vainilla al gusto
Canela al gusto
Un chorrito de leche 
Una pizquita de goma Xantana (opcional)

Elaboración
- Tamizar la harina junto a la sal y la canela
- En nuestra batidora, poner la mantequilla y batir hasta que esté cremosa.
- Añadir el azúcar glas y mezclar bien hasta que ambos ingredientes estén bien integrados y la mezcla se haya puesto blanquecina.
- Echar el huevo (previamente un poco batido) y la esencia de vainilla y seguir mezclando.
- En este punto, ir añadiendo poco a poco la harina a cucharadas, dejando que se integre bien. A mitad de proceso, poner el chorrito de leche. Acabar siempre con la harina.

- Una vez hecha la masa, la sacamos de la batidora y hacemos una bola con ella. Si veis que se os pega en las manos, es porque necesita un poco más de harina (la humedad del ambiente influye mucho).
Colocamos la bola en un papel de horno y estiramos la masa con un rodillo hasta conseguir aproximadamente un grosor de 0.5 cm.

- Dejamos reposar la masa unas tres horas en el frigorífico (máximo dos días). Pasado este tiempo, cortamos la masa con el cortador elegido y volvemos a meterla en el frigo una hora más (esto se hace para que la masa al hornearla no pierda su forma).

- Con el horno precalentado a 180º, horneamos unos 13-15 minutos, dependiendo del tamaño de la galleta. Una vez listas, dejamos reposar en una rejilla.

NOTAS:
- La mantequilla, el huevo y la leche siempre deben estar a temperatura ambiente. En caso de habernos olvidado, la mantequilla se puede meter en el microondas unos segundos, pero nunca que se quede "aceitosa". Con respecto a los huevos, se pueden meter un poquito en un bol con agua muy caliente.

- El azúcar glas tiene que ser de la industrial. No vale la que podemos triturar con la Thermomix porque necesitamos que el "grano" quede muy fino.

- La leche por supuesto, puede ser sin lactosa, para las intolerancias.

Yo creo que no me dejo nada. Lo dicho. Son unas galletas riquísmas. Si no las vais a decorar, se pueden hacer un poco más finitas. En este caso, el tiempo de horneado sería menor.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

lunes, 12 de mayo de 2014

Oreo Cheesecake

Hola buenos días.

Me encantan las tartas de queso (o Cheese Cake), especialmente cuando empieza el buen tiempo. Son fresquitas, contundentes y no llegan a empalagar. Tienen además un montón de variantes en función del tipo de galletas que le pongas debajo, o de la mermelada que la cubra. Y además se hacen en un "pis pas", lo cual aún las hacen más atractivas.

Desde nuestro diagnóstico de celiaquía aun no había hecho ninguna. Así que cuando el otro día me encontré con un paquete de galletas oreo sin gluten de una marca (no mencionaré cual) que a mi hijo no le había gustado nada de nada (no como las mias) no lo dudé: a triturarlas para hacer con ellas una tarta de queso.

Debo decir que la tarta estéticamente no está muy "bonita" ya que mis hijos se empeñaron en comerla en cuanto la vieron el el frío. Así que la desmolde demasiado rápido y se me rompieron parte de los laterales hechos con galleta. Pero de verdad, estaba tan, tan rica que comparto con vosotros la receta.



OREO CHEESE CAKE
(Versión de la receta original de "Velocidad Cuchara")

Ingredientes
Para la base
150 grs de galletas oreo sin gluten
30 grs de margarina sin gluten

Relleno
3 huevos
300 grs de queso para untar (en mi caso de Hacendado)
200 grs de nata con más de 35% de materia grasa 
100 grs de leche condensada

Mermelada o confitura al gusto

Elaboración 
*En este caso está hecha con la Thermomix pero se puede hacer perfectamente de manera tradicional)
Base: 
Poner las galletas en el vaso y triturarlas 10 segundos a velocidad 5-10.
Añadir la mantequilla y programar 3 minutos, 80º velocidad 3. Es bueno pararlo varias veces y remover las galletas para que los ingredientes de mezclen bien.
Cubrir un molde desmontable con papel de horno o de aluminio y verter sobre él la mezcla de las galletas y la mantequilla. Hacer la base y subir también por las paredes.
Meter en el congelador para que se endurezca, al menos 15 minutos.

Relleno:
Como este cheesecake se hace al baño maría, es bueno precalentar el horno a 180º y llenar la bandeja de agua.
Poner los huevos en el vaso y batirlos 30 segundos a velocidad 5.
Agregar la leche condensada, la nata y el queso, por este orden, y mezclar 30 segundos a velocidad 5.
Sacar la base del congelador y verter el relleno sobre ella.
Hornear a 180º entre 45 y 6o minutos. Para saber que está hecha, meter un palillo y si éste sale limpio, estará lista.
Sacar del horno, dejar reposar un poquito y enfriar varias horas en el horno.
Antes de servir, ponerle encima la mermelada elegida (en mi caso, es una mermelada de ciruela casera, hecha por mi tío Fernando, que es el rey de las mermeladas... jajaja).

*Para estas cantidades yo utilicé un molde de 18cm.

Os animo a que la probéis porque de verdad, está deliciosa.
Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 8 de mayo de 2014

Mini cup cakes de Chocolate y crema de Mango

Hola buenos días.

Como sabéis, en las últimas semanas mis hijos han cumplido años: 6 y 8 años respectivamente. Como cumplen con una semana de diferencia, la celebración familiar la hacemos conjunta en casa con una fiesta temática, que este año, decidieron que fuese de Batman.
Reconozco que el tema no me hizo demasiada gracia, pero como "buena madre abnegada que soy" (jajajaja) mis hijos tuvieron su fiesta.
Este año ha sido el primero que lo celebramos siendo "celíacos" así que como os podéis imaginar, todo lo que hubo en la mesa era "sin gluten", así Nicolás y yo podíamos comer sin problema todo lo que quisiésemos.

De todas las cosas que preparé, hoy os dejo la receta de los "Mini cup cakes de chocolate con Swiss Merengue Buttercream de Mango". 



MINI CUP CAKES DE CHOCOLATE

Ingredientes
80 grs harina mix dolci de Schar
20 grs cacao Valor sin azúcar
50 grs azúcar
95 grs yogur natural (yo sin lactosa)
20 grs aceite de girasol
1 huevo
5 grs levadura sin gluten (Mercadona)
Una pizca de sal

Preparación
Precalentamos el horno a 170º.
Tamizamos la harina junto al cacao, la levadura y la sal.
Batimos el huevo con el azúcar hasta que cojan volumen y entonces añadimos el aceite y seguimos batiendo.
Cuando estén bien integrados ponemos el yogur.
Bajamos la potencia de la amasadora y vamos poniendo la harina con el cacao a cucharadadas, sin batir demasiado.
Vertemos la masa en nuestras mini cápsulas (2/3 de la misma como mucho) y horneamos 12 minutos.
Al terminar, dejamos en el molde 5 minutos más y posteriormente sacamos los mini cup cakes a una bandeja para que se terminen de enfriar.

NOTAS:
- Para hacer la SMBC de Mango, simplemente la tenéis que preparar de la de la misma manera que la SMBC de nutella que os ensené en ESTA entrada, sólo que cambiando la nutella por mango en pasta (*).
- Con estas cantidades salen aproximadamente unos 20 mini cup cakes.
- El mango en pasta lo compro en tiendas especializadas de repostería y por supuesto, es sin gluten.

Espero que os haya gustado la receta de hoy.
Un besote
Helena

lunes, 5 de mayo de 2014

Viaje a Amsterdam (parte II)

Hola buenos días.

Hoy vamos con la segunda de las partes de nuestro viaje por tierras holandesas. En esta entrada os hablé de la ciudad de Amsterdam. Hoy vamos con los alrededores.

Una de las cosas que más me motivaba de viajar a Holanda a finales de abril es poder visitar el parque floral de tulipanes de Keukenhof. No tengo palabras para describirlo. Si os gustan las flores es el paraíso: miles de hectáreas llenas de tulipanes, narcisos, orquídeas... de todos los colores y tipos. Estuvimos unas 3 horas paseando por sus caminos y os aseguro que yo me hubiese estado bastante más.

Con respecto a la comida, hay varios restaurantes pero en ninguno de ellos teníamos la opción sin gluten, así que llevábamos preparados de casa unos "tupers" con ensalada de arroz, fruta y lácteos. No te ponen ningún problema para entrar comida. Lo que sí encontramos fue unos helados que estaban bien etiquetados, así que pudimos disfrutar de un buen postre (lo siento, pero no recuerdo el nombre de los mismos).

De todos modos, Keukenhof está al lado de un pueblo que se llama Lisse en el cual hay un restaurante que se llama De Viers Seizoenen (Las cuatro estaciones) en el cual tienen menú sin gluten.

Otro de los días hicimos una excursión a lo que llaman "la campiña holandesa" o "Noord Holand". Me impresionó la planicie de sus tierras (por algo la mayoría de ellas están bajo el nivel del mar), acostumbrada al paisaje montañoso de Navarra.
Fuimos hasta Marken, un pequeño pueblo ubicado una isla que está en mitad de Markermeer, el lago de agua dulce más grande de Europa. Allí vimos como se hacen los famosos zuecos. De allí llegamos en barco a través del lago hasta Volendam, otro pueblo de pescadores realmente de cuento y donde se fabrica el famoso queso Edam (que también vimos hacer).
En Volendam, comimos en el Restaurante Van Hogen, situado en el mismo puerto del pueblo, donde nos hicieron unos pescados a la plancha que estaban espectaculares, acompañados de patatas fritas y salsa holandesa (todo ello sin gluten).


Acabamos el día visitando los famosos molinos de viento de Zaanse Schans, preciosos hasta decir basta.

Y con esto, creo que he resumido bastante nuestras andanzas por tierras holandesas. La verdad es que como os dije en el post anterior, ha sido un viaje maravilloso y sin grandes dificultades para comer "sin gluten". Os dejo también los enlaces tanto a la página de la Asociación de Celíacos Holandeses, como a un blog de una chica de allí que a mí, me aportó muchísima información.

https://www.glutenvrij.nl/
http://glutenfreeamsterdam.blogspot.com.es/

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

jueves, 1 de mayo de 2014

Galletas Oreo con SMBC de Nutella

Hola buenos días.

Hay que ver lo que son las cosas. A mí las galletas oreo "glutaneras" no he hacen mucha gracia la verdad. Las he probado en varias ocasiones y sin más. Pero a mis enanos les encantan. Desde que sabemos que Nicolás es celíaco había probado de varias marcas pero no se las comían nada bien. Y encima son pequeñas y super caras.

Así que el otro día busqué una receta por internet e hice unas "oreo caseras"... ¡¡¡madre mía que buenas están¡¡¡ me han gustado casi más que a los críos porque llevan una gran cantidad de cacao puro y claro, tienen un intenso sabor a chocolate amargo que a mí me encanta.

Para el relleno tuve dudas de qué ponerle. Al final tenía hecho un SMBC de Nutella que me había sobrado de la tarta del cumple de Nicolás, así que opté por el y debo decir que fue todo un acierto. Sí, mas chocolate, pero de verdad que no son nada empalagosas.
  


GALLETAS OREO CON SMBC DE NUTELLA
(Inspiradas en las de Raquel, del blog "Celiaquines")

PARA LAS GALLETAS
Ingredientes:
160 gr de harina (100 Beiker + 100 arroz)
90 grs cacao en polvo Valor
70 grs margarina (*)
una pizca de sal
100 grs azúcar moreno
1 huevo
una pizca de goma xantana (opcional)

(*) en teoría estas galletas son con mantequilla pero al ir a hacerlas, me encontré con que se me había acabado. Opté por hacerlas con margarina sin gluten y salieron genial la verdad.

Elaboración:
- Precalentar el horno a 180º
- Tamizar las harinas junto al cacao, la sal y la goma xantana
- Batir la mantequilla junto al azúcar y cuando estén mas o menos integradas, añadir el huevo (mejor si es un poco batido previamente).
- Añadir la mezcla de las harinas y batir hasta que consigamos una masa más o menos compacta. 
No se hace una bola única sino que salen tipo "bolitas" pequeñas.
- Verterlo sobre papel de horno y amasar finalmente con las manos hasta compactar bien toda la masa.
- Extenderla con un rodillo (unos 5mm) y dejar cortar con el cortador de galletas elegido.
- Dejar enfriar unos 10 minutos en el frigo.
- Hornear 12 minutos y dejar enfriar sobre una rejilla.

SWISS MERENGUE BUTTERCREAM DE NUTELLA
Ingredientes:
100 grs claras de huevo pasteurizadas
200 grs azúcar blanquilla
300 grs mantequilla
Nutella al gusto

Elaboración:
- Ponemos las claras de huevo junto con el azúcar en una cazuela y las cocemos al "baño maría", removiendo constantemente hasta que veamos que el azúcar se ha disuelto. No tiene que hervir en ningún momento.
- Dejar templar unos minutos y pasar al bol de la amasadora/batidora. Colocar las varillas y montar un merengue firme. Esto dependiendo de la ponencia de vuestra máquina, tardará más o menos. Sabréis que está bien montado cuando al elevar las varillas se queda pegado sin caerse.
- Colocar las palas en la amasadora e ir poniendo la mantequilla previamente cortada a daditos despacio, dejando que se vaya integrando poco a poco.
Una vez toda la mantequilla incorporada, subir la potencia y batir hasta conseguir la textura adecuada. A mitad de este proceso puede pareceros que se corta la crema. No os preocupéis y seguid batiendo.

Es todo por hoy. Espero que os haya gustado mi propuesta.
Un besote
Helena