jueves, 10 de abril de 2014

Todo el mundo es "experto" en celiaquía

Hola buenos días.

La vida en general tiene sus días buenos y sus días malos. Sus días fáciles y sus días "complicados". En la vida de un celíaco, digamos que esos momentos "complicados" son algunos más.

Dos meses llevamos ya Nicolás y yo comiendo sin gluten. Nada, ni una miga. Dos meses en los que mi niño ha dejado de quejarse de la tripa, de hacer "cacas feas", de tener la tripa hinchada y sobre todo, de tener un carácter irascible que muchas veces no entendíamos porqué. Ahora está todo el día cantando. En mi caso, tres cuartos de lo mismo: he vuelto a tener mi tripa plana, no tengo malas digestiones y tras muchos años, como lo que me da la gana (bueno, sin gluten claro está) y nada, nada me sienta mal. 

Antes de este tiempo. Yo no sabía mucho de celiaquía, como la mayoría de las personas. pero tampoco si alguien me decía que lo era, se me ocurría decirle ciertas cosas. Pero !!hay señoras y señores!! que atrevida es la ignorancia y que imbécil, con perdón, es muchas veces la gente.

Resumen de algunas de las cosas que en estos dos meses, he tenido que escuchar en incontables e innumerables ocasiones:
- "Va tranquila, ahora en Mercadona es todo sin gluten".
- Ah... eso de la celiaquía, es lo de no poder comer pan y galletas, pero ya está.
- Va, eso es una alergia y tranquila que se cura.
- Eres muy exagerada. Por un día que comas algo o por un caramelo que se coma tu hijo no os va a pasar nada.
- ¿Que grado de celiaquía tienes? porque hay grados y depende cual seas puedes comer más o menos gluten.
- Y ya lo peor para mí. Alguien que es celíaco: "yo es que soy medio celíaco. Vamos que no soy del todo, así que cuando me apetece, como algo con gluten y así me quito el "mono".

Al principio me ponía de los nervios. Y generalmente se me ponía una mala uva tremenda. Poco a poco cuando veo que alguien me va a saltar con una de estas, empiezo a contar hasta 10 (o 20 o 30 si hace falta), saco mi mejor sonrisa y hasta evito contestar algo o si lo hago, es algo muy cortante y educado que no de pie a mucha más conversación.

Yo entiendo que la gente no tiene por qué saber de celiaquía. Como he dicho antes, yo tampoco sabía apenas de ella. Pero ¿por qué la gente se atreve a meterse en tu vida, o a darte consejos? la verdad es que es algo que nunca he entendido. No en este tema, sino en la vida en general. Y lo llevo regular, para qué mentiros.

En fin, supongo que hay cosas que no se pueden evitar. Al final tu vida la haces con tu entorno más cercano: familia y amigos. Y si estos lo tienen claro, suficiente. Pero que difícil es a veces poner una "falsa sonrisa" cuando lo que te apetecería es soltar un buen discurso y dejar a más de uno KO.

Ufff... menudo desahogo... jajajaja.
Feliz fin de semana.
Helena


10 comentarios:

  1. Helena, pues te lo tenías que tomar a risa, que es lo que me ha provocado a mi al leer los comentarios, ja, ja. (medio celíaca, en Mercadona todo sin gluten, qué grande). Ya sabes que la ignorancia es atrevida, pero tómatelo bien, estás por encima y ya está. Tú estás mejor y tu hijo también, eso es lo importante. Besos y que pases buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso intento Tatiana, y generalmente lo llevo bien pero hay días que me gustaría soltar un buen grito a algunas personas... ains.
      Besos y gracias por estar siempre aquí.

      Eliminar
  2. Jajajaja, que conste que con lo del Mercadona me he sentido identificada porque en su día te lo dije!!! Jajajaja. Pero no en el sentido de "qué tontería", sino de que hoy en día es más fácil encontrar productos de todo tipo sin gluten y, sobre todo, que hay una mayor concienciación en el etiquetado.
    Por el resto qué te voy a decir, si en este país el deporte nacional es el de meterse en las vidas ajenas...
    Muás!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa.... claro que tú me lo dijiste en ese plan, no te preocupes. Lo que me molesta es que parece que como ya está Mercadona (y ojo, gracias porque la verdad es que es una gozada para nosotros ir a ese super ya que te sientes menos raro) está todo resuelto.
      En fin, despacito, buena letra y mejor humor porque si no.... MUAKKKKK

      Eliminar
  3. Hola Helena,
    es la primera vez que te escribo y sin estar en tu situación porque no soy celíaca sí que tengo varios familiares que los son y están igual que tú porque todo el mundo sabe "de lo suyo"... Yo soy farmacéutica, así que sé "técnicamente" lo que es, pero son muchas las burradas que oigo cada día... No desesperes, jeje, y sigue ofreciéndonos tus recetas sin gluten que nos van genial! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida María y muchas gracias por tus palabras. La verdad es que hay días que lo tomo a broma, y es lo mejor. Pero cuando afecta a mi hijo... ufff, eso lo llevo peor. Sobre todo que delante de él me digan que soy una exagerada por no dejarle comer ni una galleta. Pero bueno, imagino que todo es cuestión de irnos acostumbrando. Un besote

      Eliminar
  4. La gente se cree muy lista, calladitos estarían mejor, yo de tí le soltaría lo que pienso, eso sí, con una gran sonrisa!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Reconozco todos los comentarios! ¿Por qué será?.. jajaaa... Yo antes me quedaba paralizada y hojiplática pero ya contesto negando y.. ¿sabes qué?.. ¡Hay quién insiste!

    ResponderEliminar
  6. Nada Helena, tu traquila para eso están los blogs, para ser uno mismo. Pues lo mejor de todo es ser vulgar, mira tu por donde, pero a veces hay personas que por mucho que queráis no podéis serlo. Yo tengo la piel "delicada", atópica le dicen ahora. No tomo mucho el sol, no puedo. Pues ni te cuento lo que tengo que oir en verano. Que si a ver si vas más la playa que pareces enferma, que blancucha,..¿Os digo yo qué negruzcos?. En fin tu tranquila y que las personas que te importen te conozcan y respeten y lo demás, pim, pam, pum bocadillo de atún.

    Un Saludo.

    Xènia Roca

    ResponderEliminar
  7. Hola Helena,

    he leido tu escrito y si me permites, te escribo estas letras.
    Yo no tengo problemas de intolerancia alimentaria pero si que me pongo en tu lugar y veo lo complicado que es el día a día de una persona celiaca en el sentido que no puedes comer nada que pueda haberse contaminado lo más minimo con algo de gluten... eso debe ser agotador y requiere mucho gasto de tus energías y luego te encuentras con la incomprensión de quien no quiere entender que tu no es que no quieras comer o darle a tu hijo una galleta, es que no puedes porque os va la salud :-(
    El gasto energético que tienes por los comentarios desafortunados que tienes que oir es el que no vale la pena pues tu concentración debe estar en tu salud y la de tu pequeño y eso es lo que importa.........piensa en eso cuando te digan alguna burrada y como han comentado ya por aquí.....riete en su cara como si te hubiesen contado el mejor de los chistes y así te descargas al momento ;-)
    Gracias por todo lo que compartes y nos enseñas
    Un abrazo lleno de luz para ti y tu familia
    Isabel

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.