lunes, 28 de abril de 2014

Viaje a Amsterdam (parte I)

Hola buenos días.

Como se suele decir: "se acabó lo bueno". Vamos, que comenzamos de nuevo la rutina tras la Semana Santa y sobre todo, tras nuestras vacaciones por tierras holandesas.
La verdad es que si me pongo a escribir contándoos todo, creo que no pararía. Pero en resumen: nos ha encantado. La ciudad de Amsterdam es preciosa. Nos ha acompañado además muchísimo el tiempo y para rematar la faena, el día que nos volvíamos celebraban "el día del Rey" así que desde el día anterior toda la ciudad estaba engalanada con miles de globos y banderines naranjas en honor a su color.
Hemos hecho además varias excursiones fuera por los alrededores. Pero como el tema da para mucho, voy a escribir un par de post para no aburriros demasiado.


Allá vamos con el primer resumen.

- Aeropuerto de Madrid: 
El vuelo lo hicimos con KLM desde Madrid a Amsterdam y como era un viaje corto ya nos habían avisado de que no disponían de comida sin gluten, así que yo en mi bolso llevaba un buen arsenal de galletas, barritas y fruta para mi enano y para mí.
En la maleta de facturación metí jamón, salchichón, galletas, latas de caballa y hasta una tortilla de patatas del Mercadona... jajaja. La maleta pequeña de cabina también iba llena de comida: neskuik, tortitas, galletas, chocolate, pan... Todo sin problemas. Lo que sí nos miraron uno por uno fue los zumos y batidos (sin lactosa) que llevábamos. Nos pidieron el certificado médico de celiaquía y tras verlo y meter cada uno de los bricks en una maquinita (que imagino que analizaba el contenido de los mismos) no tuvimos más problemas.

- Amsterdam ciudad:
Como os comenté en un post anterior, nos hemos alojado en un apartamento. Decidimos que era la mejor de las opciones y sin duda, hemos acertado. Por si os interesa, lo reservamos a través de la agencia Friendlyrentals (con la que reservamos muchas veces y siempre muy bien) y el apartamento en concreto es ESTE. Deciros que es precioso y en el mismo centro de Amsterdam. Se podía ir andando a todo los sitios y eso, teniendo en cuenta que íbamos con dos niños de 6 y 7 años es todo un lujo. Además te permite sentirte por unos días como un holandés más.
Mis enanos y yo en nuestra "casita holandesa", como ellos le llamaban
Amsterdam nos ha encantado: es relativamente pequeña, agradable y llena de mil lugares pintorescos. Visitamos todo el centro (el Begijnhof, la Casa de Ana Frank, el barrio rojo, el mercado de las flores, la Plaza Damm, y el palacio real -del que vimos salir a la reina Máxima y a la ex Reina Beatriz de Holanda); la gran plaza de los museos, donde están el Van Gogh Museum y el Rijksmuseum (aunque contaros que no entramos porque había muchísimas colas y con los enanos no nos pareció lo mejor); nos montamos en uno de los barquitos que te dan un paseo por los canales y pasamos una tarde entera en el museo de ciencias NEMO, un verdadero paraíso para los niños.
Museo de Ciencias NEMO
Comiendo en Amsterdam sin gluten:
Yo que soy muy "cuadriculada" en lo que respecta a preparar los viajes, me llevaba una lista de todos los restaurantes donde sabía que podíamos comer sin gluten, "glutenvrij" como ellos dicen.

Al final, y teniendo en cuenta que con mis hijos comer fuera de casa no es lo más fácil del mundo, acabamos haciendo casi todas las comidas en el apartamento. Para ello hicimos una buena compra en el famoso supermercado Albert Heijn, que es como nuestro Mercadona. Tienen su marca blanca perfectamente etiquetada sin gluten (y sin lactosa) así que pudimos comprar pan, leche sin lactosa, salsa bogloñesa, unos brownies que estaban buenísimos, natillas, chocolate, una especie de nocilla, pan rallado... Aparte claro está de productos naturales que en origen no llevan gluten (fruta, carne...). Tienen además un pequeño stand de productos de Schär y otras marcas holandesas sin gluten, donde compramos pasta y alguna galleta. Hay muchos Albert Heijn por Amsterdam, pero el más grande que yo encontré es el que está en la parte trasera del Palacio Real, tras la Plaza Damm.

También paseando por el centro, encontré De Tunien, una tienda de productos naturales donde hay una parte dedicada a los alimentos sin gluten. Hay varias en por la ciudad.

Restaurantes:
Haesje Claes. Típico restaurante de comida holandesa, con una decoración clásica y antigua. Hicimos la reserva a través de mail. 
Tienen carta propia de alimentos sin gluten, incluyendo un menú infantil. Este costaba 11€ e incluía el plato que veis de la pechuga de pollo con todo lo demás y un postre (mi hijo pidió helado de vainilla con un pancake). En mi caso, yo pedí una sopa de espárragos y un salmón con puré de zanahoria. Estaba todo delicioso, incluyendo el pan. 
Para la parte de la familia "no celíaca" la carta es muy extensa y además está en castellano (la sin gluten sólo la tienen en inglés). En total, los cuatro pagamos 80€ y debo deciros que todo estaba buenísimo.

Una de las tardes nos fuimos a merendar a Pancakes Amsterdam, que además estaba a un paso de nuestro apartamento. Los pancakes una especie de tortitas americanas, dulces o saladas. Allí las tenían con y sin gluten. Yo pedí una que estaba hecha de trigo sarraceno y queso gouda que estaba espectacular (ni foto le saqué... ains).

Para el último día dejamos Bagels and beans, pero cuando llegamos habían cerrado antes de tiempo debido a la fiesta del "Día del Rey", así que nos quedamos sin probarlos...... pero decidimos sustituirlas por unas patatas fritas, tan típicas de esta ciudad (eso sí, las de Nicolás y las mías sin salsa, para evitar problemas).


Me quedé con muchas ganas de ir a Belgist RestaurantPiqniqWagamamaCafe Piazza o Brasserie Keyzer. Todos ellos restaurantes a los que previamente había escrito y me habían confirmado que tenían menús sin gluten. Pero como os digo, con mis hijos, acertamos más preparando comidas más tipo "españolas" en casa.

Gracias si habéis llegado hasta aquí. Espero que os haya gustado este primer resumen de nuestro viaje por tierras holandesas. Como veis, ha sido muy fácil comer sin gluten y si puedo ayudaros en algo, estaré encantada de hacerlo.
En unos días, una segunda parte de "comiendo sin gluten por tierras holandesas".
MUAKKK
Helena

8 comentarios:

  1. Hola! nos ha gustado mucho la entrada, deseando leer más! besis

    ResponderEliminar
  2. Me ha me ha encantado el post!! Habrá que ir pensando en ir a Amsterdam con los peques!!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Helena, me encanta qué bine lo has explicado todo, muy completo. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por compartir vuestra estancia sin gluten en Amsterdam. En septiembre vamos de viaje y seguro que nos será de gran ayuda.
    bss

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias por la información. Voy a Amsterdam el viernes y me irá bien todos los sitios recomendados!

    ResponderEliminar
  6. recordaba este post tan detallado y he venido a buscarlo, muchas gracias! me viene de perlas estoy organizando una escapadita
    mil gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola, Helena. Gracias por tus comentarios. Tengo una pregunta: dices que alquilaste el apartamento a través de frienlyrentals.com, pero he entrado en su web y en el despegable de destinos no existe la opción Amsterdam. ¿Cómo lo hiciste? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jordi Miguel. Perdón por haber tardado en contestar pero estábamos de vacaciones. Jo es verdad, acabo de mirar en "Friendly Rentals" y han quitado la opción de Amsterdam. De todos modos yo miro siempre también en "Booking", "Windu" o "Airbn", donde seguro encontráis algo chulo. Un saludo

      Eliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.