jueves, 27 de marzo de 2014

Preparando un viaje al extranjero

Hola buenos días.

Dentro de un mesecillo, aprovechando la semana de Pascua, nos vamos a Amsterdam. Es como digo yo, nuestra "prueba de fuego viajera" ya que aunque hemos estado en Madrid, es la primera vez que salimos de España desde somos celíacos, con lo que todo ello conlleva.

Este viaje lo teníamos programado desde hace muchos meses y por ello la reserva de un hotel estaba hecha hace tiempo. Tras darle muchas vueltas y aún sabiendo que nos ofrecían desayuno "sin gluten" (les escribí para preguntar), decidimos anularlo y coger un apartamento, donde creo yo, nos sentiremos más cómodos. Es una de las cosas que voy viendo, se va a convertir en uno de nuestros básicos: apartamento frente a hotel.

Otro paso fundamental: búsqueda de restaurantes y supermercados donde poder comer con seguridad y comprar lo necesario. Es ahí donde la lectura de otros blogs, de la experiencia de la gente más me está ayudando a organizar todo e ir con tranquilidad, y probablemente es uno de los motivos que a mí me llevó a comenzar a escribir este blog. 

Por lo que he ido "estudiando", creo que vamos a poder "sobrevivir dignamente" en Amsterdam. Ya tengo unos cuantos restaurantes localizados; así como los supermercados "Albert Heijn", que deben ser tipo a nuestro Mercadona, a la vuelta os contaré (lo que he hecho yo es en un plano, ponerme unos puntos verdes que son los restaurantes y otros rojos que son los supermercados).

Tercer paso: contactar con las asociaciones de celíacos del país correspondiente. Yo lo he hecho y aunque fueron muy amables en su respuesta, no me aportaron demasiada información, la verdad (yo les solicité temas de restaurantes sobre todo). 

Cuarto paso: certificado médico, especialmente recomendado para poder llevar una maleta con comida en el avión, si tener que facturarla. Como os he dicho, creo que no tendremos problemas para comprar pero por si las moscas y sobre todo pensando en mi hijo, me llevaré algunas de sus galletas preferidas y básicos que a él le gustan. Al fin y al cabo creo que si un adulto tiene que comer 5 días ensaladas y filetes a la plancha no le pasa nada, pero para un niño, es más complicado.

Quinto paso: ganas de pasarlo bien y tener claro que la celiaquía es sólo una circunstancia más del viaje, pero en ningún caso debe ser un handicap para hacer nada.

Pues es todo lo que se me ha ocurrido. No dudéis en aportar más puntos para aumentar esta lista y así, viajar con seguridad y sobre todo, con muchas ganas e ilusión.
Un besote
Helena

1 comentario:

  1. Pues espero que lo disfrutéis muchísimo, Helena! Creo que no has dejado nada sin atar y seguro que la experiencia será estupenda. Espero que a la vuelta nos lo cuentes con todo detalle :) Biquiños cielo y me voy a ver las converse :)

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.