lunes, 31 de marzo de 2014

Clafoutis de Fresas

Hola buenos días.

Me encantan las fresas. Creo que son una de mis frutas preferidas. Son bonitas, ricas, dulces pero con un puntito cítrico... Además, cualquier postre o crema que hagas con ellas siempre es un éxito rotundo.

Por eso, desde que un día ví en el blog de la maravillosa Yaiza "Que cosa tan dulce" un clafoutis hecho con cerezas, tuve claro que lo tenía que hacer... pero en versión fresas.
Investigando, descubrí que en su origen, el clafoutis es un postre tradicional francés que se cocía a fuego lento mientras los trabajadores estaban en el campo. Se hacía tras cocer el pan, con el horno ya apagado, con el calor adicional que este desprendía. 
Yo no se cómo exactamente lo hacían los franceses, pero os puedo decir que en casa fue todo un éxito.






Os dejo con la receta, adaptada como os he dicho antes de la que tiene Yaiza.

CLAFOUTIS DE FRESAS "SIN GLUTEN"

Ingredientes
40 grs de mantequilla
125 grs harina sin gluten (80 grs maizena + 45 grs harina arroz)
125 grs azúcar
4 huevos L
60 grs de harina de almendras
350 ml leche semidesnatada (en mi caso además, sin lactosa)
350 grs fresas
1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración
1. Precalentar el horno a 180º, engrasamos el molde y ponemos en él las fresas.
2. Batimos la mantequilla derretida, los huevos, la leche, la vainilla y el azúcar.
3. Cuando estén bien integrados todos los ingredientes,  verter la mezcla de las dos harinas (maizena y arroz) y la de almendras y terminamos de batir hasta que la mezcla no tenga grumos.
3. Verter la mezcla líquida sobre las fresas. 
4. Hornear a 180º. En mi caso con 30 minutos fueron suficientes (aunque ya sabéis que el tiempo de horneado depende de cada horno).
6. Dejar enfriar y servir o de lo contrario, guardar en el frigorífico.

NOTAS: si se quiere hacer la versión "glutoniana", basta con cambiar la mezcla de las harinas por una de trigo normal.

Espero que os haya gustado.
Un besote
Helena

jueves, 27 de marzo de 2014

Preparando un viaje al extranjero

Hola buenos días.

Dentro de un mesecillo, aprovechando la semana de Pascua, nos vamos a Amsterdam. Es como digo yo, nuestra "prueba de fuego viajera" ya que aunque hemos estado en Madrid, es la primera vez que salimos de España desde somos celíacos, con lo que todo ello conlleva.

Este viaje lo teníamos programado desde hace muchos meses y por ello la reserva de un hotel estaba hecha hace tiempo. Tras darle muchas vueltas y aún sabiendo que nos ofrecían desayuno "sin gluten" (les escribí para preguntar), decidimos anularlo y coger un apartamento, donde creo yo, nos sentiremos más cómodos. Es una de las cosas que voy viendo, se va a convertir en uno de nuestros básicos: apartamento frente a hotel.

Otro paso fundamental: búsqueda de restaurantes y supermercados donde poder comer con seguridad y comprar lo necesario. Es ahí donde la lectura de otros blogs, de la experiencia de la gente más me está ayudando a organizar todo e ir con tranquilidad, y probablemente es uno de los motivos que a mí me llevó a comenzar a escribir este blog. 

Por lo que he ido "estudiando", creo que vamos a poder "sobrevivir dignamente" en Amsterdam. Ya tengo unos cuantos restaurantes localizados; así como los supermercados "Albert Heijn", que deben ser tipo a nuestro Mercadona, a la vuelta os contaré (lo que he hecho yo es en un plano, ponerme unos puntos verdes que son los restaurantes y otros rojos que son los supermercados).

Tercer paso: contactar con las asociaciones de celíacos del país correspondiente. Yo lo he hecho y aunque fueron muy amables en su respuesta, no me aportaron demasiada información, la verdad (yo les solicité temas de restaurantes sobre todo). 

Cuarto paso: certificado médico, especialmente recomendado para poder llevar una maleta con comida en el avión, si tener que facturarla. Como os he dicho, creo que no tendremos problemas para comprar pero por si las moscas y sobre todo pensando en mi hijo, me llevaré algunas de sus galletas preferidas y básicos que a él le gustan. Al fin y al cabo creo que si un adulto tiene que comer 5 días ensaladas y filetes a la plancha no le pasa nada, pero para un niño, es más complicado.

Quinto paso: ganas de pasarlo bien y tener claro que la celiaquía es sólo una circunstancia más del viaje, pero en ningún caso debe ser un handicap para hacer nada.

Pues es todo lo que se me ha ocurrido. No dudéis en aportar más puntos para aumentar esta lista y así, viajar con seguridad y sobre todo, con muchas ganas e ilusión.
Un besote
Helena

lunes, 24 de marzo de 2014

Plum Cake de chocolate y patata

Hola buenos días.

Ya sabéis que yo me dedico al tema de la repostería creativa desde hace unos dos años y medio en "Oh, Pero esto se come". Lo que empezó siendo una afición, acabó convirtiéndose en una pasión y posteriormente, en mi trabajo. Ahora en casa ya no puedo hacer nada que tenga gluten, pero toda esa experiencia acumulada durante este tiempo me está ayudando mucho en esta nueva etapa de adaptación de recetas al mundo "sin gluten".

También gracias a esa pasión por la repostería, comencé a visitar numerosos blogs. Y entre ellos, uno de los que me "requete-encanta" es el de la vitoriana Iraxe. Gallecookies, es el nombre del blog y de verdad, pasaos a visitarlo porque tiene unas recetas fantásticas y además acompañadas por unas fotos que aún hacen todo más apetecible si cabe.

Pues bien, hace pocos días Iratxe publicó un bizcocho que me llamó inmediatamente la atención por uno de sus ingredientes: la patata. Sí, habéis oído bien: la PATATA. Nunca me hubiese imaginado dicho tubérculo en un postre, pero os aseguro que está riquísimo. 
Además me ha servido también para probar otra de esas harinas nuevas en este mundo "sin gluten", la de trigo sarraceno.





PLUM CAKE DE PATATA Y CHOCOLATE

Ingredientes:
2 huevos L
100 grs de azúcar
170 grs de patatas
90 ml de aceite de oliva
200 grs de harina sin gluten (en este caso 100 grs de Mix Dolci de Schar  + 100 grs de harina de trigo sarraceno)
50 grs de cacao puro Valor
5 grs de levadura química (Mercadona)
120 ml de leche semi desnatada (yo sin lactosa)

Elaboración.
Cocer las patata. Triturarlas haciéndolas puré y reservar.
Tamizar las harinas junto al cacao y la levadura.
Precalentar el horno a 180º
Batir los huevos con el azúcar hasta que dupliquen su volumen.
Verter el aceite y seguir batiendo.
Echar el puré de patata y mezclar bien hasta que esté todo integrado.
Poner despacito 1/3 de la mezcla de las harinas y el cacao.
Echar la mitad de la leche, batir. Continuar con otro tercio de las harinas; de nuevo la otra mitad de la leche y finalizar con el último tercio de las harinas.

Echar en el molde elegido la masa y hornear 38 minutos a 180º (meter un palillo y si no sale limpio, hornear un poquito más). Dejar enfriar en la rejilla y desmoldar.

OPCIONES:
- Con unos frutos secos, tiene que estar buenísimo.
- Para una ocasión especial, ponerle por encima un glaseado de chocolate blanco.
- Para los no celíacos, simplemente cambiar la harina por una de trigo normal.
- Para los no intolerantes a la lactosa, poner leche normal.

Espero que os haya gustado y os animo a hacerla porque está muy rico. Es un plum cake más "denso" que un bizcocho, pero increíblemente bueno.
Para conservarlo en una lata de metal aguanta perfectamente hasta 4 días. De todos modos se puede congelar en porciones e ir sacando poquito a poquito.
Un besote
Helena

jueves, 20 de marzo de 2014

Madrid sin gluten: Faunia

Hola buenos días.

Hace unos días os conté la primera parte de nuestro viaje a Madrid, siendo éste el primero que hemos hecho siendo una familia "sin gluten". Hoy vamos con la segunda.

El domingo que coincidía con nuestra visita y teniendo en cuenta que íbamos con 4 niños en total, decidimos pasarlo en FAUNIA. Para quienes no lo conozcáis, es una especie de Zoo, pero ambientado en 4 ecosistemas y 13 áreas temáticas adaptadas a cada especie con su propio hábitat.

La verdad es que nos encantó. Se puede llegar en metro y luego tienes una caminata de unos 15 minutillos. Antes de la visita, yo ya había llamado para preguntar si había menú sin gluten y efectivamente, en el restaurante principal llamado "El Olivo" lo tenían.

No obstante, en nuestra inseparable mochila llevábamos zumos, batidos, fruta, barritas de cereales "sin" y galletas varias. Sin problemas para entrarlos en el parque, por cierto.

Cuando llegó la hora de comer nos acercamos al susodicho restaurante y efectivamente, no tuvimos problema: para el niño menú infantil compuesto por macarrones con tomate, salchichas y patatas fritas. En mi caso pude elegir varios de los platos del menú (arroz blanco con tomate y merluza).

Como suele suceder en casi todos los parques temáticos, la calidad de los menús (y no hablo de los de los celíacos, sino en general) para mi gusto deja mucho que desear. Cosa que contrasta con el precio que pagas por ellos (9,50€ en el caso del menú infantil y 14,90€ el de los adultos). Pero bueno, contentos por tener la opción de comer sin problemas.

Una de las noches habíamos quedado con varios de nuestros amigos madrileños, y teniendo en cuenta donde estábamos alojados (plena Gran Vía), nos juntamos en la 9ª planta del Corte Inglés de Callao. Y no es que yo quiera hacer publicidad del lugar pero me encantó la verdad. LLamado "Gourmet Experience", han unido 10 diversos tipos de cocina en una especie de gran plaza, con super incluído. Si quereis más información pinchad aquí. Lo mejor del lugar, las vistas desde su terraza, sobre todo ver anochecer. Una maravilla, de verdad.
 * Fotos sacadas de la página del Corte Inglés
Con respecto a la comida, pues desafortunadamente no es un sitio muy preparado. Me paseé por todos los puestos preguntando y ninguno me aseguraba que lo que me hiciesen estuviese limpio de contaminación cruzada (eso, en el caso de que supiesen que era la celiaquía claro), así que mientras el resto disfrutaba de estupendas pizzas, comida mexicana, hamburguesas gigantes o comida asiática (único lugar que me tentó, pero al final no me atreví) yo me comía un sandwich que me había llevado de casa, unas patatas fritas y una coca cola. 

La verdad es que quizá en otro momento me hubiese sentido mal, pero ver el atardecer de Madrid y compartir unas horas de risas con amigos a los que ves cada dos o tres años, me compensó por no poder disfrutar de una cena "normal".

Y eso es todo por hoy. Espero que os haya gustado mi relato y sobre todo, que os pueda servir para futuras visitas a Madrid (o para los que allí vivís claro).
Un besote
Helena

lunes, 17 de marzo de 2014

Bizcocho Harina de Teff, zanahoria y manzana

Buenos días.

Experimentado con nuevas harinas. Así podría definir este bizcocho.
Desde que empecé a leer sobre harinas alternativas a la de trigo, un día leyendo el blog de la maravillosa Vero de "Galletas Haberlas Hailas", me chocó esta por el nombre del cereal del que procede: el Teff. Procedente de Etiopía, forma parte de la dieta habitual de los etíopes ya que es un cereal que se adapta muy bien sus secas tierras. Si os interesa más información, en esta página podéis leer mucho acerca del mismo.

La cuestión es que en mi primera compra a Foody (que para los que no lo sepáis, es una tienda on-line y también física de Madrid, especializada en productos específicos para intolerancias y alergias alimentarias), incluí la harina de teff y al fin este fin de semana la he probado.





La receta del bizcocho original debo disculparme porque no recuerdo el blog donde la encontré. Yo le hice alguna pequeña variación y debo decir que aunque os pongo la mía para que si os animáis lo hagáis, creo que es una receta mejorable. Y ¿por qué mejorable? 
- Me gustó el sabor de la harina, pero tal vez es un poco fuerte (especialmente para los niños). Para la próxima vez, la mezclaré con alguna otra.
- Es una receta que no lleva lácteos. Creo que algo de yogur o de leche (que además la podemos encontrar sin lactosa, para los intolerantes) le vendría bien y le aportaría un poquito más de jugosidad al bizcocho, ya que resulta un poquito denso.
- Lo tuve horneando una hora a 170º y el bizochco por dentro no quedó homogéneamente horneado.
- Para la próxima, incluiré algún fruto seco.

Como os digo, receta mejorable pero rica y que además gracias al teff nos aporta todos los carbohidratos y sobre todo la fibra que a otros cereales sin gluten no tienen.

BIZCOCHO DE HARINA DE TEFF, ZANAHORIAS Y MANZANA

Ingredientes

2 huevos
140 mantequilla (a temperatura ambiente)
80 grs azúcar blanquilla
50 grs azúcar moreno
200 grs harina de teff
8 grs levadura química (sin gluten, Mercadona)
250 grs zanahoria rallada
1 manzana rallada

Elaboración

- Precalentar el horno a 170º.
- Mezclamos la harina de teff con la levadura y reservamos.
- Batimos en una picadora la zanahoria y la manzana y reservamos.
- En la amasadora, batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar y cuando la mezcla se haya homogeneizado, añadimos y los huevos y seguimos batiendo.
- Añadimos la mezcla de la harina con la levadura hasta que todo esté bien integrado.
- Vertemos la mezcla de la zanahoria y la manzana y con una espátula de goma vamos mezclando bien. 
- Cuando tengamos una mezcla homogénea ponemos la masa en un molde previamente engrasado y horneamos durante aproximadamente una hora (ya sabéis que cada horno es un mundo así que igual el vuestro funciona mejor a 180º). Para comprobar que está horneado, introducid un picho o un cuchillo metálico y cuando salga limpio, es que está hecho.

Notas: es un bizcocho que probablemente relleno con una crema de queso, consiga esa jugosidad que a mí me ha faltado.
Ya me contaréis que os ha parecido a vosotras.
Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 13 de marzo de 2014

Restarurante "Baserri" en Pamplona

Hola buenos días.

El pasado sábado salí a comer con uno de mis grupos de amigas: las mujeres de la cuadrilla de mi marido. Ellos se juntan una vez cada tres semanas a cenar los sábados. Nosotras hemos preferido hacer nuestras reuniones comiendo, por aquello de que la sobremesa es más agradable y sobre todo porque trasnochar y por la mañana tener que atender a los niños (todas somos madres de hijos pequeños)... se hace harto complicado.

La cuestión es que fui yo quien propuse ir al Restaurante Baserri, ya que había oído que se comía muy bien y además tenían un buen menú para celíacos. El restaurante está en la calle San Nicolás, una de las más conocidas en Pamplona al estar en el casco viejo y tener en ella una gran cantidad de bares.

Al llegar les comenté mi situación y enseguida me sacaron un pan calentito que estaba bastante rico.
Elegimos el "menú del fin de semana" y como veréis, la carta donde elegir es muy extensa ya que supuestamente todos los platos, excepto los que llevan el asterisco los podemos comer los celíacos. 

Pero cuando comencé a leer dicha carta, me entraron mil dudas: por ejemplo, la ensalada de calamar llevaba gulas. ¿las gulas son aptas? porque según yo he visto hasta ahora, no he encontrado ninguna que podamos comer.
Y ¿que pasa con el cremoso de arroz con setas? lleva nata. ¿es sin gluten?. Lo mismo con los escalopines de potro a la mostaza. Son los que yo pedí pero cuando me los trajeron, llevaban una salsa hecha con nata y con algún tipo de harina. Os dejo con la carta para que veáis vosotros mismos.

Debo decir que la comida estaba buenísima. Todos los platos que probamos. Pero... ¿hay que hacer un acto de fé y nos tenemos que creer que todo es sin gluten? No lo digo por este restaurante, sino por todos en general. Supongo que no nos queda otra que creer cuando cuando así nos lo afirman. Yo reconozco que en mi caso no me importó porque aunque sé que no debemos comer nada, nada de gluten, mi afectación intestinal es muy leve. Pero en el caso de mi hijo que tiene grado 3b de Marshal, vamos, el intestino hecho papilla, no se si me hubiese fiado, las cosas como son.

En fin, es la vida de los celíacos, que aunque haya que llevarlo con alegría, debemos estar siempre alertas ante todo lo que nos llevamos a la boca (aunque algunas te miren con cara de loca y/o "eres una exagerada).

Beso grande.
Helena

RESTARURANTE BASERRI
http://www.restaurantebaserri.com/
c/ San Nicolás 32   31001 Pamplona Navarra
Tfno: 948 222 021


lunes, 10 de marzo de 2014

Risotto carbonara (sin gluten y sin lactosa)

Hola buenos días.

Me encanta el arroz. Suerte que no tiene gluten.

Y me encantan los risottos. En concreto los que llevan nata. Pero desde hace tiempo no los tomaba porque la nata lleva lactosa y me sienta fatal (¿os suena, verdad?).

La cuestión es que el otro día en el supermercado(en Eroski en concreto) descubrí que la marca Central Lechera Asturiana tenía nata sin gluten y también sin lactosa, así que me lancé como una posesa a por varias de ellas dispuestas a usarlas tanto en recetas saladas como en dulces.


Y dicho y hecho, hoy os enseño a hacer un fantástico Risotto Carbonara "sin gluten y sin lactosa*", hecho con mi adorada Thermomix. 

Los ingredientes (para dos personas):
- Media cebolla
- Perejil
- 50 grs de aceite oliva virgen extra
- Tiras de bacon sin gluten (Mercadona)
- 200 grs Nata (en este caso de Central Lechera Asturiana, sin gluten y sin lactosa)
- 600 grs caldo de pollo (o agua en su defecto)
- Nuez moscada y Pimienta blanca (sin gluten, de Mercadona)
- Sal
- Arroz bomba (yo calculo las raciones con vasitos de yogur. Poniendo un vasito lleno por persona).
- Queso rallado, parmesano (o el que os guste) sin gluten y sin lactosa 

Como hacerlo:
- Poner la cebolla y el perejil en el vaso de la thermomix y triturarlos 5 seg, velo 5. Bajar los restos hasta las cuchillas.
- Verter los 50 grs de aceite y sofreir 5 minutos, varoma, velo 1.
- Agregar las tiras de bacon y programar 4 minutos, varoma, giro izda, velo cuchara.
- Añadir la nata 2 minutos, varoma, giro a la izda, velo 1.
- Poner el caldo, la sal, la pimienta y la nuez moscada (al gusto) y programar 4 minutos, 100º, giro izda, velo 1.
- Verter el arroz y cocer 15 minutos, 100º, giro izda, velo1.
- Incorporar el queso elegido y mezclar 2 minutos, 100, giro izda, velo 1.

*ALERGENOS: el queso que le puse SÍ que lleva lactosa (yo puedo comer pequeñas cantidades) pero si lo queremos hacer 100% sin lactosa, comprar uno apto que en le mercado hay muchos.

Espero que os haya gustado. La verdad es que está delicioso y por fin disfruté de un buen risotto sin que luego me doliese la tripa.
Un besote grande
Helena

jueves, 6 de marzo de 2014

Madrid: nuestro primer viaje "Sin Gluten" (parte I)

Hola buenos días.

Estos primeros días de marzo hemos hecho una pequeña "escapada" - viaje desde que sabemos que la mitad de esta familia es celiaca. Nuestro destino: Madrid. La verdad es que es una ciudad a la quiero mucho ya que he pasado varios años de mi vida viviendo allí y tengo muy buenos recuerdos y sobre todo, muy buenos amigos.

Para alojarnos nos decantamos por un apartamento. Cuando se viaja con niños pequeños, a mí siempre me han gustado más que los hoteles ya que en estos, ves limitado tu espacio a una habitación. Además ahora si le añadimos el "condicionante" de la comida, la elección estaba clara.
En este caso además íbamos con otros amigos y más niños, así que nos decantamos por uno cercano a la Gran Vía, estupendamente comunicado y con un montón de supermercados cercanos, entre ellos un DIA en la misma puerta que disponía de todo un stand con productos específicos sin gluten de marcas conocidas como "Proceli", "Schar" o "Gullón".

De todos modos, yo me llevé desde casa una buena maleta con un motón de cosas por si las moscas y como íbamos en tren, no tuvimos ningún problema para su transporte.

Madrid me ha resultado una ciudad relativamente "fácil" para comer "sin gluten" ya que investigando días antes por internet, pude comprobar que había un buen surtido de restaurantes donde elegir. Finalmente y teniendo en cuenta las edades de los niños, os cuento a donde fuimos.
Tommy Mels. Restaurante americano inspirado en los años 50, cuyo menú principal son las hamburguesas. Hay varios en Madrid. Nosotros estuvimos en el de la calle Hortaleza. Tienen carta específica "sin gluten" en la que incluyen tres tipos de hamburguesa, sándwich, ensaladas, batidos y postres varios. Debo decir que la carne de la hamburguesa estaba muy rica y el lugar me encantó. El personal estaba totalmente al corriente del tema de la celiaquía.

Da Nicola. Restaurante Italiano. Hay dos: uno en la calle Orense y otro en la Plaza Mostenses, justo en la trasera de Gran Vía, cerquita de Plaza España. Es en el que estuvimos nosotros.
Una GRAN carta sólo para celíacos. Además, del menú del día se puedes comer prácticamente todo (a excepción de unas berenjenas rellenas, creo recordar).
Mi enano pidió una pizza de langostinos (sí, lo sé, suena raro pero estaba deliciosa). Yo del menú, una ensalada y una lasagna de carne buenísima.
Lo mejor sin duda: el PAN. Estaba tan, tan, tan bueno que no pude evitar preguntar a uno de los camareros por él. Me dijo que era de Schar y aún no he tenido tiempo de investigar cual puede ser, pero lo haré porque de verdad, nos encantó (mi hijo se lo comió prácticamente todo antes de empezar la comida, algo raro en él).

La otra comida que hicimos fuera de casa fue en el restaurante "El olivar" del parque de la Naturaleza Faunia. Y también visité la bakery Celicioso. Pero eso lo dejo para otro día que si no, este post va a ser más largo que las obras del "Pilar" de Zaragoza.
Mis niños y yo frente al "Palacio Real"

En resumen: 4 intensos, divertidos y fríos días en Madrid. Comiendo en restaurantes donde no hemos sentido que la celiaquía sea un problema. Y por si el hambre "aprieta", con el bolso siempre lleno de reservas.

Apuntar que he tenido algún momento de flaqueza. Me ha costado pasear entre bares típicos madrileños, cafeterías...  y pensar que una no puede entrar como antes y pedirse una cervecita, una tapa o un donut.

Un besote y gracias por leerme.
Helena

lunes, 3 de marzo de 2014

Bollitos de chocolate

Hola buenos días.

Esto del mundo sin gluten es eso: "todo un mundo por descubrir". 
No me caso de ver y ver blogs; y leer y leer recetas. Ya no sé ni cuantas tengo guardadas pendientes por hacer.
La verdad es que hasta ahora vamos llevando bastante bien esto del mundo "sin gluten".  Pero el tema del pan, especialmente a Nicolás, es lo que más nos está costando. Los que venden ya hechos no le emocionan demasiado. Y lo que voy haciendo yo... pues bueno. ¡¡Cuanto me queda por aprender¡¡¡
Así que pensando que hacerle que le pudiese gustar, especialmente para que lleve al cole de almuerzo o de merienda, decidí hacer estos bollitos súper fáciles y rápidos y debo decir que al enano (y al otro no celíaco), les encantaron.
La receta la saqué del blog La Orquídea Dichosa y yo le he hecho alguna pequeña variación. 



 La miga súper esponjosa, no tiene nada que envidiar a las "glutonianas".


Con estas cantidades me salieron 5 panecillos del tamaño de un cup cake. Para el próximo día viendo el éxito que tuvieron, doblaré las cantidades.
Si sobran se pueden congelar perfectamente. Al sacarlos se meten un poquito en el horno o microondas y listo.
Por cierto, a la hora de poner la masa en las bandejas de cup cakes, lo que hice fue cogerla con una cuchara humedecida en agua, y así se maneja mucho mejor (uffff,  esto del manejo de las masas sin gluten, pegajosas como ellas solas me está costando un poquito).


Espero que os hayan gustado y los disfrutéis.
Besote
Helena